En un momento en el que los tipos de interés siguen bajos, los bancos han eliminado cualquier opción de los fondos de inversión con rentabilidad fija.

Un producto que para muchos suponía tranquilidad, ha sucumbido a la economía global y no existe en la cartera de inversión.

Así, han aparecido fondos mixtos que garantizan una parte mientras que, en porcentajes desde el 25%, acuden a lo variable en busca de la rentabilidad que no dan los bancos.

Se tratan de productos con un algo de riesgo, pero asumibles si se gestionan desde carteras de confianza. Entre ese tipo de variable se encuentra bolsa y Forex, dos mercados que, si se sabe sacar partido, pueden acabar reportando beneficios de forma sencilla en el medio plazo.

Una fórmula a la que están acudiendo muchos españoles de cara al día de mañana son los fondos de pensiones. En un momento en el que la viabilidad financiera de la bolsa de la Seguridad Social y Pensiones no queda del todo clara, el trabajador medio está acudiendo al ahorro para el día de mañana a través de productos que les garanticen una mejora de la pensión el día que llegue la jubilación. Ciertamente son productos interesantes por el plazo, largo, siempre que se conozcan las condiciones para luego recuperar la inversión con el menor impacto posible en las retenciones por los impuestos que se les aplican.

También existe, aunque cada vez menos, un tipo de producto que fomenta el ahorro en plazos más cortos de tiempo de hasta 10 años. Si se tiene como meta conseguir liquidez en el medio o largo plazo pero es complicado en el día a día, este tipo de productos, en los que apenas hay que ingresar mes a mes una cantidad fija estipulada, puede ser la mejor opción. Además, si se tiene como objetivo comprar vivienda o un coche, puede ser el que más lo facilite.

Las cuentas ahorro vivienda, con el sector inmobiliario cambiante como está, no son actualmente lo más recomendable.

En cuanto a lo variable, cuando uno se decide por ello, tiene que conocer a fondo en qué mercados internacionales se invertirá. Es el momento de apostar por un pequeño riesgo pero a largo plazo, no en plazos cortos. Las bolsas, que van cambiando y oscilando según salen noticias de corte política, al final acaban rentabilizando las inversiones en uno o dos años vista. No se trata de mirar a diario porque el susto podría ser mayúsculo.

La clave va a ser diversificar la cartera y establecerla en distintos plazos, productos y depósitos sabiendo que la rentabilidad no debe ser cuestionada antes. Por la experiencia de 2018, con escenarios cambiantes, la tendencia va a pasar por mercados como el Forex y Bolsa, los que mejor resultado ha dado al inversor este año, en vista de la nula rentabilidad de la inversión fija y apalancada.

Cuando ni siquiera se consigue mejorar el IPC, muchos optan por dejarlo en cuenta. Un error si no se necesita el dinero sino a años vista.

About abc24.es

En abc24 tratamos temas de actualidad en forma de artículos, reportajes, noticias y entrevistas a personalidades que consideramos de interés. Si deseas contactar con nosotros puedes hacerlo a través de la sección de contacto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation