Mar. Jun 6th, 2023

MADRID, 06 (SERVIMEDIA)

El 87,7% de las personas que en España están inactivas laboralmente por tener que cuidar de algún familiar son mujeres, lo que prueba que siguen siendo ellas las que se ocupan mayoritariamente de las tareas del hogar.

Esta es una de las conclusiones del informe ‘Unidas ganamos todas’, publicado por UGT con motivo de la celebración este miércoles del Día Internacional de la Mujer, en el que explica que la tasa de actividad de las mujeres en 2022 fue del 53,84% frente al 63,75% de los hombres.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), que se reflejan en este estudio, la tasa de actividad de las mujeres creció respecto a 2021, pese a lo que la brecha de género ha ascendido levemente en 0,07 puntos, situándose en 9,91 puntos.

Además, la segregación profesional se manifiesta en los sectores económicos y en los tipos de ocupación. El sector servicios aglutina el 88,65% de la ocupación femenina mientras en la industria, la construcción o la agricultura su presencia es minoritaria.

Asimismo, la organización sindical recuerda que el 73,91% del empleo a tiempo parcial fue desempeñado por mujeres frente al 26,09% de los hombres.

Ello afecta a la brecha salarial, que, eso sí, se redujo un 0,78% con respecto al año anterior, pero sigue siendo muy elevada (un 18,7%).

AVANCES

El documento valora los avances en materia de igualdad gracias a la reforma laboral de 2021 e incide en el impacto positivo de la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), que beneficia en mayor medida a las mujeres que son las que siguen teniendo, en general, salarios más bajos y peores condiciones laborales.

Para cambiar la situación, UGT reivindica, entre otras cosas, continuar con las mejoras brindadas por la reforma laboral e impulsar medidas de igualdad a través de los convenios colectivos y los planes de igualdad.

Además, defiende que hay que reforzar a la Autoridad Laboral para asegurar el cumplimiento efectivo de la normativa, endurecer las sanciones ante los incumplimientos e incrementar y mejorar las políticas activas de empleo con perspectiva de género, así como adoptar políticas con perspectiva de género en todos los ámbitos -especialmente en materia de cuidados-.

También es importante proceder a depositar el instrumento de ratificación del Convenio 189 de la OIT sobre trabajo digno de las trabajadoras del hogar y, dado que el 25 de mayo de 2023 entrará en vigor el Convenio 190 sobre la Eliminación de la Violencia y el acoso en el mundo del trabajo, adoptar las medidas para trasladar a la legislación española los contenidos que no estén contemplados.

Por otra parte, el informe pide combatir la violencia machista desde los centros de trabajo, adoptando protocolos de acoso sexual y acoso por razón de sexo, incluyendo el acoso sexual y sexista cibernético o invertir en educación en igualdad para lograr una cultura libre de violencias machistas y garantizar unas condiciones de trabajo y empleo decentes para el profesorado y personas trabajadoras del ámbito educativo, uno de los más feminizados.

Finalmente, urge a garantizar el derecho al aborto y a los derechos reproductivos y sexuales y acabar con la violencia obstétrica, así como avanzar en la eliminación de las violencias machistas, estableciendo la financiación necesaria y el estricto cumplimiento de las medidas acordadas en el Pacto de Estado contra la violencia de género y de los compromisos adquiridos con la firma del Convenio de Estambul.