Jue. Feb 2nd, 2023

– Según una encuesta vinculada al proyecto CircThread

MADRID, 28 (SERVIMEDIA)

El 59% de consumidores pagaría más por un gran electrodoméstico que durase más, al igual que la mitad de los usuarios para el caso de pequeños electrodomésticos.

Así lo desvela una encuesta a más de 5.600 ciudadanos europeos, 1.400 españoles, en la que participó la OCU y realizada en el marco del proyecto CircThread, financiado por la Unión Europea y que pretende «interconectar» la información disponible sobre los aparatos eléctricos y electrónicos a lo largo de todo su ciclo de vida, según anunció este lunes la OCU en un comunicado, en el que avanzó que el proyecto permitirá disponer de una plataforma digital «útil» para los consumidores en la que puedan encontrar información sobre sus dispositivos, acerca de su diseño, reparación, posibilidades de reutilización o reciclado.

«Todos los agentes de la cadena de valor aportarían información a la plataforma, pero también dispondrían de información muy útil del producto para tomar decisiones que mejoren la sostenibilidad de los productos», agregó, para explicar que en este proyecto participa junto a más de 30 organizaciones de diferentes países.

La organización defendió que «un primer paso» para elaborar esta plataforma y «que, de verdad, sea útil» para los consumidores «requiere recoger las necesidades de información de los consumidores, razón por la cual participó en dicha encuesta para analizar las «necesidades» de información que tienen los usuarios y «en qué condiciones la utilizarían».

El estudio concluye también que la información sobre el impacto ambiental «la consideran menos importante que otras en el momento de la compra» y que el momento de la compra «es clave para tener información sobre la sostenibilidad de los productos» y que los consumidores «demandan principalmente información sobre el consumo energético».

Sin embargo, los consumidores se consideran «mejor informados» cuando compran o usan el producto que cuando se «enfrentan» a una avería o cuando tienen que «deshacerse» de él porque no les sirve y tienen que entregarlo como residuo.

En cuanto a la probabilidad de usar la plataforma digital, los españoles y los portugueses están «más dispuestos» a utilizarla que otros consumidores europeos.

«Sin embargo, todos encuentran las mismas barreras para compartir información, el precio. Es decir, que no tengan que pagar por acceder a la información, y la seguridad y privacidad de sus datos, dado que están dispuestos a registrar un dispositivo, pero no sus datos personales», abundó.