Sáb. Dic 3rd, 2022

MADRID, 13 (SERVIMEDIA)

España realizará una contribución extraordinaria de 500.000 euros a Mali a través del Programa Mundial de Alimentos (PMA) de las Naciones Unidas para paliar los graves efectos de la crisis alimentaria que sufre su población.

Esta contribución forma parte de los 6,5 millones de euros comprometidos por España el pasado miércoles 6 de abril, en el evento de alto nivel sobre alimentación y nutrición en el Sahel y Lago Chad.

El Gobierno español realizará esta aportación a través de la Oficina de Acción Humanitaria de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid), que responde así a la petición de ayuda que el Gobierno de Mali planteó a través de la Embajada española en el país africano.

La ayuda, en coherencia con el Plan National de Reponses (PNR) 2022 del Comisariado de Seguridad Alimentaria en Mali, será canalizada a través del PMA; socio estratégico en Mali para la acción humanitaria española.

En la actualidad, el Sahel sufre una aguda crisis multidimensional que afecta de manera extrema a la seguridad alimentaria de la población.

En concreto, se espera que cerca de 7,5 millones de personas tendrán necesidad de asistencia humanitaria en Mali durante 2022, según la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas (OCHA), y habrá 1,2 millones de malienses con necesidad urgente de asistencia alimentaria (según el clúster de seguridad alimentaria en Mali).

Las sequías persistentes, el elevado volumen de desplazados internos por conflictos interétnicos, el yihadismo en la región y la subida de precios del combustible y los cereales, agravada por la invasión rusa de Ucrania y las restricciones para frenar la covid-19 son algunos de los múltiples factores que explican esta crisis.

A ellos se suman las dificultades encontradas para el despliegue de la ayuda humanitaria en Mali por las limitaciones de seguridad, que han agravado la situación hasta límites no conocidos en los últimos años.