Lun. Jul 4th, 2022

MADRID, 16 (SERVIMEDIA)

España fue el tercer país de la Unión Europea en el que se celebraron menos bodas (1,9 por cada mil habitantes) y el decimocuarto en el que más divorcios se produjeron (1,6 por cada mil habitantes) en 2020, año de la irrupción de la pandemia del coronavirus.

Así consta en la estadística publicada este lunes por Eurostat sobre el número de bodas y divorcios celebradas en la Unión Europea en el año 2020.

Desde 1964, la tasa de matrimonios en el territorio comunitario ha disminuido desde los ocho por cada mil habitantes registrados ese año hasta los 3,2 acaecidos en 2020.

Al mismo tiempo, la tasa de divorcio se ha duplicado, pasando de 0,8 por cada mil personas en 1964 a 1,6 en 2020. A pesar de ello, este guarismo ha disminuido en la última década, ya que en 2010 fue de 1,9 por cada mil individuos.

En 2020, se produjeron en la UE 1,4 millones de matrimonios y 700.000 divorcios, frente a los 1,9 millones de enlaces y 800. Separaciones habidas en 2019. La «disminución sin precedentes» de bodas, según Eurostat, se debe a las restricciones impuestas por los países para hacer frente a la pandemia.

Los países de la UE con el mayor número de matrimonios en relación con la población en 2020 fueron los siguientes: Hungría (6,9 por cada mil personas), Letonia (5,6) y Lituania (5,5). Por el contrario, en el farolillo rojo de la clasificación se encuentran Italia (1,6), Portugal (1,8), España (1,9) e Irlanda (1,9).

De este modo, España es el tercer país de la Unión Europea donde se celebraron menos bodas en 2020, un puesto menos que en 2019, de acuerdo con los datos de Eurostat.

Por su parte, los países de la Unión Europea en los que se produjeron más divorcios en 2020 en relación con la población fueron Letonia (2,7), Lituania (2,7), Dinamarca (2,7), Suecia (2,5) y Finlandia (2,4).

En materia de divorcios, España es el decimocuarto país de la UE donde más disoluciones de matrimonio se produjeron, con 1,6, una caída de diez puestos respecto a 2019.

Por último, los países comunitarios donde menos divorcios se registraron en relación con la población fueron Malta (0,5), Eslovenia (0,8) e Italia (1,1).