Lun. Sep 26th, 2022

– Fue el país que más notificó, junto a Alemania y Países Bajos

– Los pesticidas fueron el peligro más notificado y la salmonella, el patógeno más reportado

MADRID, 05 (SERVIMEDIA)

España remitió durante el pasado año 524 notificaciones al sistema europeo de Alerta Rápida para Alimentos y Piensos (Rasff) y está entre los tres países «más activos» de dicho sistema, junto a Alemania y Países Bajos. El Rasff transmitió el pasado ejercicio un total de 4.607 notificaciones, 2.290 incumplimientos y 407 sospechas de fraude.

Así consta en el ‘Informe Anual de la Red de Alertas y Cooperación’, compuesta por los miembros de la red del Rasff, la red de Asistencia Administrativa y Cooperación (AAC) y la Red de Fraude Agroalimentario (FFN), que fue publicado por la Comisión Europea.

Según informó este martes la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan), el informe desvela que, de las 4.607 notificaciones, 4.102 fueron de alimentos, con un incremento del 19,6%; 236, sobre piensos (incremento del 3,5%) y 269, de materiales con contacto con alimentos (incremento del 50%), la mayoría relacionados con la presencia de polvo de bambú en los materiales plásticos en contacto con alimentos.

Los pesticidas fueron el peligro más notificado y representaron el 27% de las notificaciones, siendo el óxido de etileno el más reportado (468). Y, de entre los patógenos, el más notificado fue la salmonella (641) y la mitad de estas notificaciones estuvieron relacionadas con la carne de aves de corral o productos derivados.

Un tercio de las notificaciones fueron alertas (1.455), que aumentaron un 4% respecto al año anterior y que, según recordó la Aesan, son trasmitidas cuando la presencia de estos alimentos, piensos o materiales en contacto con alimentos en el mercado suponen «un riesgo serio para la salud y se requiere una respuesta rápida en otro Estado miembro distinto al notificador».

COMERCIO ELECTRÓNICO Y ALIMENTOS

Otra de las novedades que señala este informe es que el comercio electrónico empieza a ser una «alternativa importante» de compra de productos alimenticios para los consumidores, como demuestra el hecho de que, en total, se recibieron a través del Rasff 281 notificaciones relacionadas con el comercio electrónico de alimentos.

La UE ha coordinado un plan de control para hierbas y especias en 21 Estados miembro, Suiza y Noruega, analizando la posible adulteración de seis de ellas tras analizar un total de 1.885 muestras y la agencia española recalcó que, durante este año, también se ha llevado a cabo una acción dirigida a «combatir» la introducción ilegal de carne de caballo en la cadena alimentaria y advirtió de que «esta lucha contra el fraude continuará en los próximos años».

Este informe anual incluye toda la información compartida durante el año 2021 a través del iRasff, aplicación en línea mediante la cual los 32 países miembros del Rasff pueden transmitir nuevas notificaciones sobre productos que representen un riesgo para la salud o dar seguimiento a notificaciones previas transmitidas por otros miembros.

«La eficacia de esta red de alerta y cooperación se debe a la estrecha colaboración de todos los actores concernidos y la Comisión Europea continúa trabajando para la mejora de la plataforma iRasff para aumentar su alcance», resolvió la Aesan.