Lun. Sep 26th, 2022

– Un total de 533 personas murieron el primer semestre del año, la cifra más alta del cuatrienio

MADRID, 05 (SERVIMEDIA)

Un total de 533 personas perdieron la vida en las carreteras españolas durante el primer semestre de este año, lo que supone la cifra más alta del último cuatrienio y retroceder a niveles de siniestralidad anteriores a la pandemia de la covid-19.

Los datos de la DGT, recogidos por Servimedia, señalan que esas 533 víctimas mortales suponen un 16% más respecto de las 460 del primer semestre del año pasado y un 8% más respecto de 2019, tomado como referencia por la DGT debido a que la pandemia del coronavirus distorsiona la serie histórica.

De ese total de personas fallecidas, 164 perdieron la vida en autopista o autovía, por 127 en 2021 (un 29% más) y 123 en 2019 (un 33% más). Las otras 369 fueron por siniestros en vías convencionales, por 333 del año pasado (un 11% más) y 370 de 2019 (apenas hay variación).

Por medios de desplazamiento, durante el primer semestre repuntaron las cifras de muertos que viajaban en coche (55 más), bicicleta (12) y furgoneta (11). En cambio, bajó la mortalidad en moto (siete menos), camión de hasta 3.500 kilos (siete menos) y ciclomotor (seis menos).

En cuanto a las comunidades autónomas, la siniestralidad mortal subió el primer semestre del año especialmente en Andalucía (23 fallecidos más) y Castilla y León y Cataluña (19 más), en tanto que descendió en Baleares y País Vasco (ocho menos), Castilla-La Mancha y Galicia (tres menos) y Aragón y La Rioja (uno menos).

JUNIO

Por otro lado, junio registró 88 siniestros mortales en las carreteras españolas y en los que fallecieron 96 personas, 18 más que en ese mismo mes del año pasado, el primero completo tras 196 días consecutivos de estado de alarma para frenar la expansión de la covid-19. Esta siniestralidad se produjo en un contexto de mayor número de desplazamientos, ya que hubo 37,4 millones de viajes largos por carretera, frente a 35,9 millones en junio de 2019.

Las carreteras convencionales aglutinaron 7 de cada 10 víctimas mortales y también aumentaron, aunque en menor medida, los fallecidos en autopista y autovía.

El mes pasado hubo 35 personas fallecidas por colisiones frontales o traseras, 40 por salida de la vía y 6 por atropello. Nueve víctimas mortales no llevaban puesto el cinturón de seguridad en el momento del siniestro y un motorista carecía de casco.