Jue. May 23rd, 2024

MADRID, 05 (SERVIMEDIA)

La modelo Joana Sanz ha dejado la casa que compartía con Dani Alves en Esplugues (Barcelona) este viernes al mediodía y ha puesto rumbo a Madrid, donde seguirá con su carrera profesional.

La joven ha empaquetado las pertenencias que tenía y empieza ahora una nueva etapa con varios proyectos, según dijo ella misma hace unos días, tras asegurar que los encaraba con mucha ilusión. Sanz, que se encuentra en proceso de divorcio, recalcó que se va por decisión propia y se mostraba feliz porque en la vida «el trabajo le sonríe».

La modelo canaria ha seguido visitando al exjugador del Barça con cierta regularidad en Brians 2, donde lleva encarcelado desde finales de enero, y desmintió que le estén poniendo obstáculos en relación con la separación. «Me llevo genial con todo el mundo», afirmó en un vídeo que ella misma colgó en sus redes sociales. Fuentes del entorno de Alves afirman que el futbolista está poniendo todas las facilidades en este proceso.

En paralelo, la familia del futbolista, su exmujer y sus dos hijos, llegaron este jueves a la capital catalana para poder visitarle en los próximos días. La familia, que es un puntal para Alves, siempre se ha mostrada unida y han defendido de forma contundente su inocencia ante los hechos de que se le acusa. Alves sigue a la espera de que la juez de instrucción resuelva su nueva petición de libertad provisional, tras haberlo solicitado la defensa aportando un extenso informe y pruebas audiovisuales.

Quizás también te interese:  EAPN destaca que existe un "problema muy importante" de pobreza a pesar de la reducción de personas en esta situación