Dom. Abr 14th, 2024

– Aena adquiere unos equipos de rayos X que permiten inspeccionar los equipajes sin abrirlos y que se implementarán primero en Madrid y Barcelona

MADRID, 20 (SERVIMEDIA)

Aena ha comprado unos escáneres con tecnología de rayos X que generarán una imagen en 3D y permitirán, a partir de 2024, superar los controles de seguridad de los aeropuertos sin tener que abrir el equipaje de mano y mostrar los líquidos o portátiles que se lleven a bordo.

Esta novedad, avanzada por el diario ‘El País’ y confirmada por Servimedia, no afecta a la normativa de líquidos, que sigue igual al ser competencia de la Unión Europea.

Las fuentes de Aena consultadas señalaron que la compra de estos escáneres forma parte de «una importante inversión» en tecnología especializada en sistemas de detección de explosivos en equipaje de mano (Edscb, por sus siglas en inglés). En diez años (2018-2028), Aena habrá invertido así 1.170 millones de euros en seguridad física, con la renovación de los equipos de inspección de equipaje en bodega y de los filtros de seguridad.

Este refuerzo de la seguridad no es obligatorio, pero desde Aena señalaron que la seguridad es «prioritaria» para la compañía, que prefiere apostar «por las últimas tecnologías para colocarse a la vanguardia de los aeropuertos más seguros».

Estos sistemas consisten en equipos con tecnología de rayos X que generan una imagen en 3D, «lo que facilita la inspección de los equipajes». «Ya no habrá que sacar los dispositivos electrónicos ni los líquidos en bandejas para pasar el control», resumieron desde la compañía.

Esta inversión se ejecutará inicialmente en los grandes aeropuertos Alfonso Suárez Madrid-Barajas y Josep Tarradellas Barcelona-El Prat en 2024.

Quizás también te interese:  Los rumores del QE cobran fuerza

Además, se implementarán líneas automatizadas para la gestión del equipaje de mano (ATRS) y el sistema de inspección remota (Remote), que también agiliza el flujo en los filtros de seguridad de los aeropuertos más transitados.

El ATRS permitirá separar las maletas sospechosas de las que no lo son, y la gestión y retorno de bandejas de forma automática, sin que el pasajero tenga que preocuparse de ellas. El sistema de inspección remota permite realizar la inspección de los equipajes desde una sala remota, sin necesidad de que el vigilante esté físicamente en el filtro de seguridad (mayor concentración).

«Se trata de un proyecto global de modernización de los filtros de seguridad, que también incluye el despliegue de sistemas biométricos para el acceso a los controles», valoraron desde Aena.

Por último, en cuanto a la renovación de los equipos de inspección de equipaje en bodega y de los filtros de seguridad, la compañía avanzó que supondrán la adquisición de 261 equipos, así como las obras necesarias para su integración.