Mar. Ago 9th, 2022

MADRID, 29 (SERVIMEDIA)

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) denunció este viernes que las medidas emprendidas por el Gobierno para abaratar la factura eléctrica, entre las que citó la rebaja del IVA de la luz al 5%, son «insuficientes» para los consumidores, que, según sus cálculos, este mes de julio pagarán el segundo recibo «más caro de la historia», alcanzando los 115,27 euros, un 12% más que en junio y un 60% más que hace un año.

Así lo precisó en un comunicado en el que añadió que julio «ha servido para ver el potencial de esta medida, pero sobre todo sus limitaciones para ser efectiva» y que el mercado mayorista de electricidad «ha dejado en evidencia» que las medidas emprendidas «han permitido fijar un precio de la electricidad en el mercado mayorista claramente inferior al habitual».

En este punto, subrayó que el precio durante este mes de julio ha sido de «tan solo» 144,1 euros «gracias» a que las tecnologías que usan gas han podido ofertar su electricidad considerando que el precio de mercado era de 40 euros el megavatio hora y recordó que es un precio un 23% inferior al del mes de mayo y casi un 49% menor que el precio máximo fijado el pasado mes de marzo.

No obstante, puntualizó que, para calcular el importe final que pagarán los consumidores hay que añadir el coste de «compensar» a las empresas que generan electricidad utilizando gas, que ha sido de 0,122684 euros el kilovatio hora de media, debido al «doble récord» de los «elevadísimos» precios del gas utilizado para generar electricidad, superior a 130 euros el megavatio hora, y el «elevado» volumen de gas necesario durante el mes de julio para generar electricidad.

Por estas razones, en julio el precio voluntario para el pequeño consumidor (PVPC) incorporando todos sus componentes habituales además de la compensación por el gas ha alcanzado un valor medio de 0,331876 euros el kilovatio hora y un precio final del kilovatio hora más caro en horario valle que en llano ya que, según explicó la organización, la compensación del gas «penaliza especialmente en horario valle».

La asociación recordó que la compensación por el precio del gas debe ser también pagada por la energía que se ofrece en el mercado libre en contratos que hayan sido realizados y renovados con posterioridad al 26 de abril, hecho que, según su criterio, está provocando un «gran problema y desconcierto» en los hogares que han firmado o renovado contratos desde esa fecha, ya que las ofertas comerciales de las compañías «o no recogían ese hecho en los precios que ofrecían, o lo hacen dándole poca visibilidad».

«Así, las primeras facturas han empezado a llegar a los hogares con un recargo del cual no tenían información y disparando el coste de su energía en valores en torno a un 40 o 50% o más», abundó, al tiempo que aconsejó a los consumidores que «extremen su cuidado» a la hora de elegir compañía, «especialmente» si están en el mercado libre y tienen un contrato anterior al 26 de abril.

«Cualquier cambio de tarifa o de compañía implicará asumir el coste de la medida de limitar el gas en la generación y los precios que les ofrezcan no mostrarán este sobrecoste», resolvió.