EP

  • Los candidatos favoritos son el laico Essebsi y el expresidente Marzuki
  • Los partidos aún no han dejado claro a quién apoyarán en la segunda vuelta.
  • Parece que hay una clara bipolarización en el país norteafricano

Elecciones en Túnez

La casi segura segunda vuelta entre los dos candidatos más votados en las elecciones presidenciales del domingo en Túnez obligará a revisar las estrategias de todos los partidos políticos ante la clara bipolarización del país.

Según las tres encuestas a pie de urna y a falta de resultados oficiales, el más votado ha sido el laico Beyi Caid Essebsi, pero con un porcentaje que no llega al 50 %, por lo que deberá medirse el próximo 28 de noviembre con el segundo situado, el expresidente Monsef Marzuki.

La respetada ONG Al Murakibun (Los Observadores) también da como ganador de las presidenciales a Essebsi, líder de Nidá-Tunis, con entre un 37,3 y un 40,4% de los votos emitidos, seguido por Marzuki,  con entre un 31,9 y un 35,3%, según las conclusiones que ha publicado este lunes.

Por su parte, el responsable de la Instancia Superior Independiente para las Elecciones (ISIE), Anuar Ben Hasen, dijo que «la proclamación de los resultados es posible que sea como muy tarde mañana martes». Los pocos resultados oficiales y preliminares anunciados por la ISIE sitúan a Marzuki con ventaja sobre Essebsi en las regiones del sur desértico de Kebili, Tózer, Tatawín y en la capital de la cuenca minera Gafsa.

Los resultados de las últimas elecciones legislativas del pasado 26 de octubre demostraron que esas regiones votaron masivamente a los islamistas de Al Nahda, y demostraron igualmente su diferente tendencia con el resto del país. Por el momento, en importantes circunscripciones del norte urbano como la de Ben Arús, en la capital, dan ventaja a Essebsi.

El politólogo Hamadi Redisi consideró que los resultados estimativos de las agencias de análisis «eran previsibles» y la diferencia entre los dos candidatos finalistas «es importante», alrededor de un 10%.  Redisi cree que «el apoyo, no oficial, de Al Nahda al candidato Marzuki está más que claro, al igual que el hecho de que él ha utilizado la maquinaria electoral de Al Nahda con sus 15.000 observadores distribuidos por todos los colegios electorales, en su beneficio».

«La presión que Al Nahda ha ejercido sobre Nidá -formación a la que le corresponde formar gobierno por haber ganado las elecciones legislativas-, ha sido enorme en esta primera vuelta, pero creo que si los islamistas no levantan la presión a Essebsi es posible que se dé un cambio en la naturaleza de las relaciones entre ellos, que pueden pasar a la hostilidad e incluso a la ruptura de diálogo«, señaló. También sostuvo que «por lo demás, la masa electoral que representan los tres siguientes candidatos no supone una suma que haga peligrar a Essebsi».

Este experto cree asimismo que «está también claro que Marzuki alcanzó este domingo el mayor índice de votos al que podrá aspirar en la segunda vuelta» y deduce que los otros candidatos nunca apoyarán a Marzuki.

El líder del partido coaligado en el Frente Popular (cuarto en el parlamento), Liga de los Trabajadores de Izquierda (LTI), Nizar Amami, declaró que «el FP ha consolidado posiciones sociales con los 300.000 votos obtenidos» por su candidato Hama Hamami, que quedó en tercer lugar en las presidenciales.

Amami añadió que los 9 partidos del Frente se reunirán el fin de semana para concretar su posición para la segunda vuelta aunque de momento «se está discutiendo el qué hacer para esa cita con los jóvenes que son el pilar electoral más importante que nos apoya».

Saliendo al paso de las declaraciones de otro líder del FP, Ziyad Lajdar, que asegura que «nunca apoyarán ni a Marzuki», Amami se mostró partidario de que el FP «opte por la neutralidad».

Por su parte, los islamistas de Al Nahda convocan su «Maylis al Shura» (Consejo de Sabios) para el fin de semana con el objetivo de analizar los resultados y «revisar» la posición, según declaró su presidente, Rachid Ganuchi a una radio local.

Ganuchi dijo que su partido «mantiene su posición de no apadrinar a ningún candidato en la segunda vuelta «, aunque aclaró que existe la posibilidad de que «los miembros del movimiento cambien de opinión».

Por su parte, el secretario general de la Unión Patriótica Libre (UPL), tercera fuerza del parlamento, Meher Ben Dia, afirmó que su partido apoyará al candidato «con el que compartamos la misma visión política, tras hacer un guiño y añadir que con Nidá Tunis «no existe conflicto sustancial»




Enlace a la fuente orginal del artículo: 20minutos.feedsportal.com/c/32489/f/492689/s/40cb610d/sc/7/l/0L0S20Aminutos0Bes0Cnoticia0C230A590A90C0A0Ctunez0Eelecciones0Epresidenciales0Cessebi0Emarzuki0Cislamistas0Elaicos0C/story01.htm

About abc24.es

En abc24 tratamos temas de actualidad en forma de artículos, reportajes, noticias y entrevistas a personalidades que consideramos de interés. Si deseas contactar con nosotros puedes hacerlo a través de la sección de contacto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation