Mié. Jun 19th, 2024

El envejecimiento poblacional está siendo un verdadero problema en España. Según las últimas cifras conocidas, por cada 133 personas mayores de 64 años, hay sólo 100 menores de 16.

Pero, sobre todo, se nota en regiones como Asturias, cuyo incremento supera el 240% (240 mayores de 64 años por cada 100 menores de 16), Galicia, que la sigue en un 213% o Castilla y León con un 211%, lo que significa que hay más del doble de población mayor de lo que hay menor.

Esto supone todo un reto a nivel social para poder ayudar a toda esta población a seguir con calidad de vida y con la asistencia que necesite durante su tiempo de jubilación.

“El problema de este envejecimiento, en muchos casos, pasa porque la familia está trabajando y no puede dedicarse, en exclusiva, al cuidado de su familiar. Sería lo ideal, pero las facturas y la carrera profesional no admite, en muchos casos, descansos o parones. En este caso, la cifra que de verdad es interesante es la de dependencia, que supera el 54%” comentan desde Tu mejor Amigo, empresa especializada en ayuda a los mayores.

Profesionales a domicilio: la clave de la asistencia

En ese contexto, Asturias se convierte en uno de los enclaves en los que más se necesita blindar la asistencia para los mayores, ofreciendo una serie de cuidados que garantice que su población mayor cuenta con las garantías de una asistencia integral facilitada por las familias.

Contar con ayuda a domicilio en Gijón, Oviedo o cualquiera de los municipios del Principado es clave para asegurar el bienestar de esta población y puede ser, además, de distintos tipos: acompañamiento las 24 horas, por horas durante el día para acompañarle en sus rutinas y también en sus salidas, solo nocturna…

Quizás también te interese:  La influencia de la moda: Cómo la vestimenta construye la identidad de género

La clave pasa por la profesionalidad de los acompañantes, que deben estar formados para responder a las demandas de quienes deben ser cuidados, con terapias que les ayuden a desarrollar sus habilidades, que les complementen sus rutinas de movilidad y cognitivas y que les sean acompañantes de sus horas en el hogar.