Vie. Jul 19th, 2024

MADRID, 09 (SERVIMEDIA)

CaixaBank Research, el servicio de estudios de la entidad, ha mejorado en siete décimas, hasta el 2%, las previsión de crecimiento del PIB español para este año, al tiempo que ha bajado en tres décimas la estimación para el Índice de Precios de Consumo (IPC), hasta el 3,9%.

Así consta en el último informe mensual del servicio de estudios correspondiente al mes de junio publicado este viernes y del que se desprende la mejora para el PIB, pasando del 1,3% estimado anteriormente al 2%. Mientras, de cara a 2024, la previsión desciende en una décima, pasando de un crecimiento del 1,9% al 1,8%.

El consumo de los hogares se ralentizará y avanzará un 0,6% este año, frente al 0,7% anterior. Para el año que viene, el avance será mayor, del 2%, pero inferior a la estimación previa, de un 2,3%.

El consumo de las administraciones públicas se enfriará en mayor medida, dado que ahora CaixaBank prevé que crezca un 0,7% este año, en lugar del 2,2% anterior. Para el año que viene será del 0,4%, una décima menos.

El cambio se producirá en la inversión por parte de las empresas, que ahora se prevé que sea positiva este año, mientras en las estimaciones anteriores se esperaba que fuera negativa.

También mejora sensiblemente la previsión para las exportaciones de bienes y servicios, de un 1% de crecimiento a un 5,1% este año, así como las importaciones, que cambian de signo en las nuevas proyecciones, del -0,5% al 2,2%.

CaixaBank justifica su mejora de perspectivas en que la economía española creció en el primer trimestre un 0,5% en tasa intertrimestral y «ahuyentó los temores de recesión a corto plazo», a lo que se suman los datos económicos de los últimos meses «mejores de lo esperado».

Quizás también te interese:  Telefónica y Qualys colaborarán en ciberseguridad en España y Portugal

También apoya la mejora de las perspectivas económicas la «rápida moderación de los precios de la energía» que se ha producido en los últimos meses. No obstante, enfatiza que «gran parte de este crecimiento proviene del buen desempeño del sector exterior», mientras que la demanda interna «se muestra débil, afectada por el impacto de la elevada inflación y el aumento de los tipos de interés».

Indica que en la previsión de PIB se incorpora un grado de ejecución de los fondos europeos algo más conservador y aportará 0,7 puntos porcentuales al crecimiento.

INFLACIÓN, EMPLEO Y SALARIOS

En cuanto a la inflación, CaixaBank Research prevé ahora que el IPC se sitúe en el 3,9% este año y en el 2,8% el que viene, tres décimas menos y dos más, respectivamente, en comparación con sus perspectivas anteriores.

CaixaBank basa sus perspectivas para la inflación en que «no se producirán efectos de segunda ronda significativos». Apunta «indicios incipientes» de que el crecimiento de los salarios podría estabilizarse alrededor del 4%-4,5% este año y «un crecimiento de los salarios de esta magnitud no debería suponer un riesgo al alza sobre la inflación». Valora positivamente el acuerdo salarial entre los agentes sociales porque «ayuda a reducir la incertidumbre y contribuye a limitar los efectos de segunda ronda».

Respecto al empleo, CaixaBank espera un impulso mayor este año y el que viene, con un avance del 1,8% y del 1,5%, y una menor tasa de paro, que sería del 12,6% este año y bajaría al 12,2% el que viene, dos décimas menos en cada año respecto a lo anteriormente calculado.

La entidad resalta que «el buen desempeño del mercado laboral está brindando a las familias la capacidad de enfrentar con más solvencia las presiones inflacionarias», sostiene las perspectivas de demanda para las empresas y crea una «barrera efectiva» al crecimiento de la desigualdad.

Quizás también te interese:  Voltio amplía su servicio de reserva de vehículos eléctricos hasta el aeropuerto de Madrid