Lun. Sep 26th, 2022

MADRID, 08 (SERVIMEDIA)

La Federación Regional de Enseñanza de Madrid de CCOO denunció este jueves que la región contará con 1.900 profesores menos que el curso pasado en Secundaria, a pesar de que la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, anunció que los centros educativos contarían con 1.266 docentes más.

Lo hizo en un comunicado en el que deploró que las cifras ofrecidas por Ayuso «contradicen tanto los datos de las asignaciones hechas el pasado julio como la propia realidad en los centros educativos, así como el presupuesto aprobado por la Asamblea de Madrid».

En ese sentido, el sindicato explicó que las asignaciones provisionales de julio «se enfrentaban a un déficit de 2.481 docentes» y ahora, que ya han tenido lugar las extraordinarias, el curso comenzó con 1.900 profesores menos que el curso pasado.

Añadió que a esos 1.900 profesores habría que sumar los llamamientos para sustituciones, que, a pesar de estar previstos para ayer, «a día de hoy no se han iniciado», lo que lleva a que aquéllas, las jubilaciones o los permisos laborales «no se están cubriendo».

Esto provoca que falten «una media de dos o tres docentes por centro», lo cual llevaría a «la ausencia de 1.000 docentes más que no estarán presentes en los primeros días de curso».

Por todo ello, llamó a tener presente que el curso está empezando en Secundaria y Bachillerato con 2.900 menos que el año pasado, «al menos en estas primeras semanas».

A su vez, CCOO recordó que el presupuesto que no se ha destinado a la contratación del profesorado (alrededor de 45 millones de euros) es el equivalente a los «fondos públicos» que Ayuso «ha regalado a la enseñanza privada en forma de ‘cheques'».

Por su parte, reprochó que los centros han tenido que eliminar la mayoría de los desdobles, lo que «afectará tremendamente las tareas de refuerzo educativo», redundando en la «masificación de las aulas madrileñas».

Por todo ello, consideró que la baja de ratio a la que se comprometió Ayuso es «absolutamente imposible», como lo atestigua que muchos institutos tengan hasta 37 alumnos por aula.

Ante esta situación, la secretaria general de la Federación Regional de Enseñanza de Madrid de CCOO, Isabel Galvín, manifestó que «la Consejería de Educación tiene que escuchar a los docentes y las familias, y caminar en la dirección de la bajada de ratios, que sólo es posible con un aumento de la inversión en plantilla e infraestructuras».

Por otro lado, el sindicato indicó que la figura del Coordinador de Bienestar de la Infancia es de «especial importancia» en los institutos, donde en el último curso se abrieron alrededor de 600 incidentes relacionados con ideación suicida, trastornos de la alimentación, depresión o acoso.

Isabel Galvín denunció como una «irresponsabilidad absoluta» que la Consejería no haya contratado a perfiles específicos, como el Profesorado Técnico de Servicios a la Comunidad (PTSC), y que se pretenda asignar sus tareas a «un profesorado que ya está sobrecargado, con una jornada lectiva de 21 horas».

Por último, denunció que 15 institutos estén con obras sin completar, lo que lleva a los alumnos a estudiar en barracones; que haya 925 centros con riesgo de tener amianto y que no hayan empezado los trabajos de desamianto en los 23 comprometidos; que no haya un plan de ahorro energético; que la publicación del currículo de la Lomloe haya sido «rehén de las batallas políticas» de Ayuso; y que haya un «déficit intencional» de plazas públicas en la Formación Profesional.