Sáb. Nov 27th, 2021

Siete de cada 10 jóvenes de los países del G20 consideran que el cambio climático es una emergencia global, por lo que el apoyo público a la acción climática se fortalecerá en un futuro cercano a medida que los adolescentes entren en edad de votar, ingresen en el mercado laboral y ocupen puestos de mayor influencia en la sociedad.

Ésta es la principal conclusión del ‘Voto Climático de los Pueblos’, una macroencuesta de opinión pública sobre el cambio climático en los países del G20 liderada por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) con datos procesados por la Universidad de Oxford (Reino Unido).

La encuesta se basa en las respuestas de 689.000 personas de 18 miembros del G20 -todos salvo China y la UE-, incluidas más de 302.000 menores de 18 años, y se dio a conocer antes de que este fin de semana se celebre una reunión del G20 en Roma (Italia) y el domingo comience la Cumbre del Clima -conocida como COP26- en Glasgow (Reino Unido).

El sondeo, que tuvo una primera edición el pasado mes de enero, se realizó entre septiembre de 2020 y junio de 2021, y se basó en anuncios en aplicaciones de juegos móviles. En algunos países, es la primera vez que se escuchan las voces de los jóvenes, que en muchas naciones estarán en edad de votar en pocos años, en relación al cambio climático.

En todos los países del G20 encuestados, la mayoría de los menores de 18 años dijeron que creían que el cambio climático es una emergencia global, desde Argentina y Arabia Saudita (63%) hasta Italia y Reino Unido (86%).

En la mayoría de los países, los menores de 18 años tienen más probabilidades de creer que el cambio climático es una emergencia global que los adultos y, a menudo, por grandes márgenes, como Australia (11 puntos porcentuales), Estados Unidos (10 puntos) e India (9 puntos).

“MENSAJE ALTO Y CLARO”

Sin una acción audaz de los países del G20, que representan el 80% de la economía global y el 75% de las emisiones globales, será imposible mantener el calentamiento global a 1,5°C respecto a la era preindustrial, como exige el Acuerdo de París.

“Esta nueva votación climática de los pueblos muestra que, en promedio, el 70 por ciento de los jóvenes en los países del G20 creen que estamos en una emergencia climática global”, apuntó Achim Steiner, administrador del PNUD.

Steiner añadió al respecto: “Dado que están a punto de heredar esta emergencia climática, los jóvenes están enviando un mensaje alto y claro a los líderes mundiales: quieren acción climática ahora. El mundo ahora está mirando, esperando que los países se unan en la COP26 en Glasgow para tomar decisiones históricas y audaces que literalmente cambiarán el futuro”.

Las políticas climáticas más populares entre los menores de 18 años en los países del G20 encuestados fueron la conservación de los bosques y la tierra (59%), el uso de energía solar, eólica y renovable y el uso de técnicas agrícolas respetuosas con el clima (ambas 57%). El apoyo a estas políticas fue mayor entre los jóvenes en tres puntos porcentuales para las dos primeras políticas y en cuatro puntos porcentuales para la agricultura respetuosa con el clima.

La brecha entre niños y adultos fue mayor en políticas como aumentar el acceso a un seguro bueno y asequible, que permite a las personas recuperarse más rápidamente de los impactos de los fenómenos meteorológicos extremos, y utilizar coches y bicicletas eléctricos más limpios, en cinco puntos porcentuales.

“Nuestros hallazgos muestran que los jóvenes dentro del G20 quieren un conjunto amplio y audaz de respuestas políticas de los gobiernos. A medida que llegan a la mayoría de edad, los líderes políticos no pueden ignorar las mayores expectativas de este electorado emergente consciente del clima”, indicó Stephen Fisher, profesor del Departamento de Sociología de la Universidad de Oxford.

Servimedia