Mié. Jul 6th, 2022

Los datos de Banco de España confirman que la retirada de dinero en efectivo mantiene una senda de crecimiento, hasta recuperar niveles previos a la pandemia tras el descenso en 2020.

Las estadísticas consultadas por Servimedia sobre métodos de pagos que publica este organismo indican que, en el tercer trimestre de 2021, el uso de efectivo creció un 20,9% respecto al primero del mismo año, hasta alcanzar los 30.000 millones euros (29.208 millones de euros).

Estos datos se acercan a la media de retirada trimestral de los últimos años, que alcanzó entre 2015 y 2019 una cifra media anual de 121.132 millones de euros.

Las operaciones en cajeros también se incrementaron en el tercer trimestre del año, llegando a los 171 millones, lo que implica un crecimiento de un 1% interanual y un 20,2% respecto al primer trimestre del año.

Para la Plataforma Denaria, organización en defensa del uso del efectivo como método de pago, estas estadísticas “vienen a confirmar la importancia que sigue teniendo el efectivo en nuestra sociedad y su preferencia por parte de los consumidores”, y apuesta por la puesta en marcha de “medidas que incentiven y garanticen el uso del dinero en metálico en línea con otros países europeos”.

Según una reciente encuesta realizada por GAD3 para Plataforma Denaria, el dinero en efectivo es un método de pago fundamental para los españoles y la percepción de importancia del efectivo (95%) es muy superior que en el caso de otros métodos de pago.

El 90 % de los españoles defiende la permanencia del efectivo como método de pago, más del 70% de la población considera que el efectivo es necesario en nuestra sociedad, y un 77%, además, lo califica de ‘bien público’. El 87% aboga por tomar medidas que permitan garantizar su uso.

(SERVIMEDIA)