Sáb. Jun 22nd, 2024

MADRID, 06 (SERVIMEDIA)

El portavoz de Izquierda Unida en el Congreso de los Diputados, Enrique Santiago, recomendó este viernes que la amnistía «cubra todas las situaciones pendientes» de encausados por el 1-O y avisó a los independentistas de que «el final del camino obviamente será consensuado y acordado» porque «si no, no habrá final del camino».

Lo hizo en la rueda de prensa en el Congreso en la que presentó, en nombre de Sumar, una proposición de ley para prevenir el uso pernicioso de tecnologías de inteligencia artificial, poco después de que la líder de la formación, Yolanda Díaz, anunciara que el próximo martes se presentará el dictamen sobre la amnistía que están elaborando una veintena de juristas.

Preguntado por el informe, Santiago avanzó que «hasta el martes no estará definitivamente acabado», por lo que le «extrañaría que se hubiera repartido» a partidos como Junts, que ya ha hecho acuso de recibo. Además, insistió en defender la amnistía para lograr la «normalización completa» con la cobertura legal de «supuestos que afectan a personas que no fueron los máximos responsables» del proceso independentista. «Sería contradictorio que no se acometan soluciones a las cuestiones menores», dictaminó.

Desde esta premisa, postuló que «una amnistía que no cubra todas las situaciones pendientes no es útil», por lo que «es absurdo dejar ningún fleco abierto, no tendría sentido», por lo que «habría que cerrar todos los flecos». Además, reiteró que la amnistía, aunque no en la Constitución, se menciona en varias leyes y decretos que nadie ha recurrido al Tribunal Constitucional, y también está en la Convención de Ginebra, que recomienda «la amnistía más amplia posible» para poner fin a conflictos políticos.

Quizás también te interese:  La Guardia Civil duplica el número de efectivos dedicados a la lucha contra la violencia de género

Por eso, denunció que el PP y Vox «hacen todo lo contrario que preservar la unidad de España» con su oposición a la amnistía. Y, paralelamente, rechazó la posibilidad de que los independentistas mantengan su apuesta por la unilateralidad hacia la independencia. «El final del camino obviamente será consensuado, será acordado, y, si no, no habrá final del camino», zanjó.

Finalmente, engarzó ambas apreciaciones: la relativa al acuerdo y la defensa de una amnistía que cubra a todos los encausados. «La amnistía es una medida que procede a adoptarse al final de un camino, de hacer un tránsito de normalización o la apertura de una nueva etapa política», estableció.

Y, a partir de ahí, remató: «Es evidente que, si se concluye positivamente ese tránsito y se alcanza ese acuerdo político de normalización, si se abre una nueva etapa en nuestro país de construcción de relación Interterritorial satisfactoria para todas las partes, no tiene ningún sentido dejar abiertas responsabilidades por hechos que, primero, no han roto España, y, en segundo lugar, de mantenerse abiertos lo único que harían es dificultar esa salida política acordada».