Mié. Jul 6th, 2022

– El riesgo de fuegos es mayor este año en Europa central y el Mediterráneo

MADRID, 15 (SERVIMEDIA)

España aportará dos aviones este verano, al igual que en los tres años anteriores, a la flota de aeronaves de la UE para apagar incendios forestales en el marco del sistema RescEU y que se estrenó en 2019.

La flota aérea comunitaria de lucha contra el fuego está lista desde este miércoles para ayudar a los países de la UE a luchar contra los incendios forestales a lo largo de la temporada alta, según informó la Comisión Europea.

La flota forma parte de rescEU, una reserva europea de recursos para responder a emergencias. Doce aviones y un helicóptero de extinción de incendios, estacionados en Croacia, Francia, Grecia, Italia, España y Suecia, están listos para su entrada en acción este verano cuando los incendios forestales requieran una respuesta europea conjunta para salvar vidas, medios de subsistencia y entornos naturales.

Las previsiones científicas para la temporada de incendios forestales de este año predicen riesgos superiores a la media en Europa central y en el Mediterráneo. En particular, los meses de verano tienden a ser más cálidos y más secos que en años anteriores.

«El año pasado asistimos a la segunda peor temporada de incendios forestales registrada en la UE. Fue un doloroso recordatorio del efecto devastador que los incendios forestales tienen en la vida de los europeos. Hoy está lista la flota rescEU, con 13 aeronaves de extinción de incendios de la UE, que ofrecerá un grado mayor de protección de las vidas, los medios de subsistencia y los entornos naturales», apuntó Janez Lenarcic, comisario europeo de Gestión de Crisis.

La flota está estratégicamente situada en todos los Estados miembros de la UE, que se encargan de la explotación y el mantenimiento de las aeronaves. Mediante su flota rescEU, que la UE financia por completo, la Comisión Europea fomenta la capacidad de los intervinientes nacionales en toda Europa.

Esto se añade a más de 200 bomberos y equipo técnico de Alemania, Bulgaria, Finlandia, Francia, Noruega y Rumanía, que estarán estacionados en Grecia para facilitar ayuda inmediata a los primeros intervinientes nacionales a lo largo de toda la temporada de incendios forestales.