Lun. Jul 4th, 2022

MADRID, 25 (SERVIMEDIA)

España ha notificado, hasta el 8 de mayo, un total de 434 muertes y 70.965 reacciones adversas, de las que 12.960 fueron consideradas graves, tras la administración de 101.369.478 dosis de vacunas frente a la covid-19.

Así se desprende del XV Informe de Farmacovigilancia de Vacunas contra la covid-19, cuyos resultados publicó este miércoles la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps).

El informe pone de manifiesto que el total de 70.965 acontecimientos adversos se traduce en 70 notificaciones por cada cien mil dosis administradas; el 67% de las cuales fueron comunicadas por profesionales sanitarios y el 33% lo hizo la ciudadanía.

A su vez, la mayoría de las notificaciones corresponden a mujeres (73%) y a personas con edades comprendidas entre 18 y 65 años (87%).

Del total de dosis administradas en el periodo analizado, el 65% corresponden a Pfizer; el 23%, a Moderna; el 10%, a AstraZeneca; y el 2%, a Janssen.

En lo referente a Pfizer, no se han identificado nuevas reacciones adversas o nueva información sobre las reacciones adversas ya identificadas, y, según el último balance, se han administrado 65.862.638 dosis que corresponden a 28.764.023 personas.

Hasta el 8 de mayo, se registraron un total de 38.624 notificaciones de acontecimientos adversos tras recibir esta vacuna, la mayoría de las cuales corresponden a mujeres (74%) y a personas de entre 18 y 65 años (83%). De entre todas las notificaciones registradas, 7.325 fueron consideradas graves.

En cuanto a la vacuna de Moderna, tampoco se han identificado nuevas reacciones adversas o nueva información sobre las reacciones adversas ya identificadas. Hasta el día 8 de mayo, se administraron en España un total de 23.733.586 dosis de esta vacuna, que corresponden a 5.337.609 personas, el 50% de las cuales fueron hombres y el otro 50%, mujeres.

En dicho periodo, se registraron un total de 15.101 notificaciones de acontecimientos adversos tras la administración de esta vacuna, la mayoría son mujeres (72%) y personas de entre 18 y 65 años (90%). De todas las notificaciones de acontecimientos adversos recibidas, 2.182 fueron consideradas graves.