Jue. Feb 2nd, 2023

– Según el último informe anual de la UE sobre zoonosis, publicado este martes

MADRID, 13 (SERVIMEDIA)

Europa reportó el año pasado un total de 23 brotes causados por Listeria monocytogenes, la cifra más alta desde que hay registros, que provocaron 2.183 casos de listeriosis. Este incremento «podría estar vinculado» al mayor uso de técnicas de secuenciación del genoma completo, que permiten a los científicos «detectar y definir» brotes.

Así lo desvela el último informe anual de la UE sobre zoonosis, publicado este martes por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) y el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC) bajo el título ‘Una sola salud’ y que presenta los resultados de las actividades de vigilancia de las zoonosis realizadas en 2021 en 37 países europeos.

El informe revela que en 2021 hubo un aumento «general» en los casos notificados de enfermedades zoonóticas y brotes de enfermedades transmitidos por los alimentos respecto al año anterior, si bien subraya que los niveles se mantienen «muy por debajo de los casos de los años anteriores a la pandemia» debido, a juicio de ambas agencias, «probablemente», a las medidas de control derivadas de la misma.

La mayoría de los brotes de origen alimentario (773) fueron causados por Salmonella, que representó un 19,3% del total. Además, la salmonelosis fue la segunda enfermedad zoonótica más reportada el pasado ejercicio, afectando a 60.050 personas, frente a las 52.702 de 2020.

Según el informe, las fuentes «más frecuentes» de los brotes de salmonelosis fueron los huevos, los productos del huevo y los «alimentos mixtos», comidas compuestas por diversos ingredientes.

En él también se recoge el total de casos de zoonosis notificados, que no están necesariamente relacionados con brotes, y la campilobacteriosis -infección bacteriana que afecta el tracto intestinal y rara vez, el torrente sanguíneo- sigue siendo la zoonosis notificada con más frecuencia, por delante de la salmonelosis. Su número de casos registrados aumentó a 127.840, frente a los 120.946 de 2020, siendo la carne de pollo y de pavo la fuente más común.

Tras la salmonelosis, que fue la segunda más notificada, las siguientes enfermedades de este tipo confirmadas con más frecuencia fueron la yersiniosis -enfermedad bacteriana que generalmente afecta el tracto intestinal-, con 6.789 casos, dato que también superó los niveles previos a la pandemia; las infecciones causadas por E. coli productora de toxina Shiga (6.084 casos) y las listeriosis, con casi 2.200 casos.

En el informe también se incluyen datos sobre Mycobacterium bovis/caprae, Brucella, Trichinella, Echinococcus, Toxoplasma gondii, la rabia, la fiebre Q, infecciones por el virus del Nilo occidental y la tularemia.