Sáb. Dic 3rd, 2022

–Solo Madrid ciudad rebasó el límite anual de dióxido de nitrógeno y Avilés (Asturias) es la única zona que supera el valor límite diario y anual de partículas en suspensión (PM10)

MADRID, 21 (SERVIMEDIA)

La calidad del aire en España en 2021 mejoró «ligeramente» respecto a la de 2019 en el número de las zonas que superaron los valores regulados y se mantuvieron los resultados registrados en 2020 respecto al número de territorios con superaciones de dióxido de nitrógeno (NO2) y partículas PM2,5, experimentándose una mejora en lo que respecta al ozono (O3).

Así consta en el informe de Evaluación de la Calidad del Aire en España correspondiente al año 2021 publicado este jueves por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco), que, sin embargo, advierte de que se sobrepasó el valor límite anual de NO2 en Madrid ciudad, así como los valores límite diario y anual de partículas en suspensión (PM10) en Avilés (Asturias) y, con respecto al O3, el valor objetivo para la protección de la salud en 18 zonas.

El objetivo del análisis es dar una «visión global» de la calidad del aire y describir cómo se realiza su evaluación y gestión y el informe incluye también un resumen climatológico del año y de los episodios de intrusiones de polvo sahariano, con datos elaborados por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

En concreto, en esta edición se actualiza la situación de la calidad del aire con respecto a los valores guía de la Organización Mundial de la Salud (OMS), para adecuarla al «reajuste» publicado en septiembre de 2021 por este organismo sobre nuevas directrices mundiales de calidad del aire.

Las conclusiones del análisis realizado muestran que el valor guía de la OMS para monóxido de carbono (CO) no se supera en ninguna zona de calidad del aire, el de dióxido de azufre (SO2) tan sólo en un 3%, mientras que el NO2 anual y diario se supera en un 62%. El valor de PM10 anual se supera en más de un 75% de las zonas y el PM10 diario y PM2,5, en más de un 85%, sin descuentos del polvo sahariano, mientras los valores guía del O3 se superan en «prácticamente la totalidad» de las zonas.

Como en ediciones anteriores, en el informe se presenta un capítulo específico sobre el impacto de la calidad del aire en la salud, que recoge los efectos de distintos contaminantes sobre la salud y se hace eco de la relación entre la calidad del aire y la covid-19. Junto a ello, contiene un resumen de la situación «excepcional» en cuanto a la calidad del aire durante la erupción del volcán de Cumbre Vieja en la isla de la Palma, entre otros aspectos.

CONTAMINANTES

En cuanto al dióxido de azufre, el informe no advierte «ninguna superación» de los valores legislados durante el pasado ejercicio y, respecto al número de zonas que registraron superaciones de dióxido de nitrógeno, en lo relativo al valor límite horario se mantuvo la «mejora» experimentada en 2020, año en que este dato no se superó en ninguna zona de calidad del aire por primera vez desde 2004.

Por lo que respecta al límite anual, se registró una única superación, la misma que en 2020, en Madrid, donde la concentración media anual alcanzada fue de 41 micras por metro cúbico, registrada en la estación de la Plaza Elíptica.

En el caso de las partículas en suspensión (PM10), el informe recoge una única superación tanto del valor límite diario como del valor límite anual, ambas en la estación de Matadero, ubicada en la localidad asturiana de Avilés, donde la concentración media anual alcanzada fue de 44 micras por metro cúbico, por 39 en 2020, y la concentración media diaria registrada en la peor estación, también Matadero, fue 101, por 68 el año anterior.

OZONO TROPOSFÉRICO

En relación al ozono troposférico (O3), en 2021 se registraron niveles «elevados» debido a la «alta insolación» y a los niveles de emisión de sus precursores, principalmente óxidos de nitrógeno (NOx) y compuestos orgánicos volátiles.

En este sentido, se apreció en 2021 una disminución del número de zonas donde se superó, tanto el valor objetivo para la protección de la salud, de 28 en 2020 a 18 en 2021, como el valor objetivo para la protección de la vegetación, de 45 a 37 en 2021, de modo que, según el Miteco, continúa la «tendencia descendente apuntada en 2020».

Así, en 2021 el 14% del total de zonas superaron el valor objetivo para la protección de la salud (21% en 2020) mientras que el 35% de las zonas superaron el valor objetivo para la protección de la vegetación (42% en 2020).

Para el plomo (Pb), benceno (C6H6) y monóxido de carbono (CO) se mantiene la situación «por debajo de los valores límite» al igual que se mantiene la «mejora» experimentada desde 2016 en lo que se refiere al arsénico (As), cadmio (Cd) y níquel (Ni), ya que en 2021 tampoco se repitieron las superaciones de los valores objetivo registradas en 2012 y 2014 para el níquel, ni de 2015 para el cadmio.

En el caso del benzo(a)pireno (B(a)P), los resultados provisionales muestran una «mejoría» desde 2016 y no se repetiría la superación registrada en 2013, si bien a fecha de publicación de este informe no se disponía de los resultados de la evaluación de dos zonas de calidad del aire.

Este documento se notificará a la Comisión Europea antes del 30 de septiembre.