Mar. Jun 25th, 2024

– Mañana se celebra el 30º aniversario del Día Mundial de la Libertad de Prensa

MADRID, 02 (SERVIMEDIA)

La Federación Internacional de Periodistas (FIP) afirmó este martes que «la libertad de prensa ha dado otro paso atrás» y que «la libertad de expresión no es el motor de otros derechos humanos como debería ser».

La FIP hizo esas consideraciones en vísperas del Día Mundial de la Libertad de Prensa, que este miércoles cumple su 30º aniversario. Este año, la Unesco centra sus actividades en ‘Dar forma a un futuro de derechos: La libertad de expresión como motor de todos los demás derechos humanos’.

No obstante, la FIP lamentó que la libertad de expresión esté «lejos de actuar como motor de los demás derechos humanos» y que «la libertad de prensa esté dando claramente un paso atrás». «Desde Perú hasta Irán, pasando por Sudán y Afganistán, los gobiernos están adoptando medidas drásticas para obstaculizar la libertad de expresión e impedir el derecho del público a saber, incluyendo restricciones en Internet, palizas, encarcelamientos e intimidaciones a periodistas, así como el control de los contenidos», denunció la presidenta de la federación, Dominique Pradalié.

Según la última lista de la FIP de profesionales de los medios de comunicación asesinados en el cumplimiento de su deber, 67 trabajadores informantes fueron asesinados en 2022. Muy pocos han sido investigados, ya que, según la federación, «desafortunadamente la impunidad en los asesinatos» de estos profesionales «ha sido la norma a lo largo de los años».

«MEDIDAS REPRESIVAS»

Por otro lado, la FIP señaló las «continuas medidas represivas contra los medios de comunicación», que han provocado el encarcelamiento de un gran número de periodistas, con al menos 375 trabajadores de los medios entre rejas en 2022. China se ha convertido en el país del mundo donde hay más periodistas en la cárcel.

Quizás también te interese:  Impacto de la globalización en las dinámicas familiares: Análisis de las relaciones intergeneracionales

Las guerras en curso y los disturbios civiles en países como Afganistán, Irán, Hong Kong, Myanmar, Perú, Sudán, Ucrania y Yemen también han provocado el asesinato deliberado de periodistas, según la FIP. En el caso de Ucrania, 13 periodistas han muerto desde que Rusia invadió ese país el 24 de febrero de 2022 y miles de periodistas afganos y sus familias han tenido que abandonar su país por miedo a ser asesinados.

«La vigilancia digital y el uso generalizado de programas de ciberespionaje se han utilizado contra cientos de periodistas con el fin de silenciar con sus historias, poniendo a muchos periodistas en riesgo de ver cómo sus fuentes y su paradero, así como otros datos personales, se hacen públicos», según la FIP.

Además, esta federación apuntó que «la frágil economía de los medios de comunicación, el declive de la información local y la escasa representación sindical han provocado drásticos recortes en las redacciones, con despidos masivos y una mayor discriminación de las categorías más vulnerables de periodistas».

Por último, la FIP deploró que no se haya asumido ningún compromiso real para erradicar la violencia contra los periodistas, garantizar su seguridad e ilegalizar cualquier ataque en su contra, por lo que exigió que la ONU adopte una convención sobre la seguridad y la independencia de los periodistas que refuerce la libertad de prensa obligando a los gobiernos a investigar y responder a los ataques contra los medios de comunicación.