Jue. May 23rd, 2024

MADRID, 20 (SERVIMEDIA)

La Alianza por la Competitividad de la Industria Española, que engloba a las patronales de los principales sectores industriales en España, reclamó este jueves que el Gobierno que salga de los comicios del próximo domingo den la «máxima prioridad» al impulso de la industria como motor de generación de riqueza y empleo de calidad.

La entidad señala en un comunicado que hace falta abordar con urgencia cambios en el entorno regulatorio para favorecer la inversión empresarial en la industria.

A su juicio, la industria se ve lastrada con frecuencia «por importantes retrasos administrativos en los procesos de autorización e inseguridades jurídicas, así como por una sobrerregulación a cuatro niveles: europeo, nacional, regional y local».

Por otra parte, la alianza advierte de que la energía «sigue siendo uno de los principales caballos de batalla de la industria manufacturera, como gran consumidora de energía para sus procesos productivos e intensamente sometida a una fuerte competencia internacional».

En ese sentido, cree importante adoptar medidas regulatorias estructurales urgentes que permitan resolver el déficit permanente de competitividad energética que España viene arrastrando históricamente frente a las principales regiones industriales de la Unión Europea, y muy en especial Alemania y Francia, «ofreciendo a la industria precios energéticos estables, competitivos y predecibles y asegurar que, en caso de una nueva crisis energética como la que hemos sufrido en los últimos dos años, nuestro país contará con los mecanismos para una respuesta rápida y eficaz que impida o aminore una posible afectación a nuestra economía».

Para la alianza, es precisa una política industrial potente que impulse la inversión necesaria para contribuir a la descarbonización y la economía circular, y para ello demanda un marco estable de ayudas y medidas, impulsadas con criterios industriales y desde una Administración con vocación productiva y empresarial. «Se hace necesario un marco de incentivos públicos tanto a la innovación como a la producción de combustibles renovables para la descarbonización, así como un marco regulatorio que favorezca tanto la competitividad de la industria consumidora como la rentabilidad de los proyectos en curso y los nuevos proyectos de producción, especialmente de hidrógeno, biogás o biometano en España».

Quizás también te interese:  Fenadismer ultima una demanda contra petroleras por no repercutir la totalidad del descuento de 20 céntimos