Mié. Jul 6th, 2022

MADRID, 10 (SERVIMEDIA)

El exjugador de baloncesto y presidente de la Gasol Foundation, Pau Gasol, afirmó este viernes que España tiene «la oportunidad» de ser «referente y ejemplo en revertir la pandemia de la obesidad infantil».

Así lo defendió durante su intervención en el acto de presentación del Plan Estratégico Nacional para la Reducción de la Obesidad Infantil, que tuvo lugar en el Polideportivo Juan de la Cierva de Getafe, en el que aseguró que el país «reúne todas las condiciones para convertirse en referente mundial en esta prevención de la obesidad infantil y en la promoción de hábitos saludables con políticas estratégicas y siempre liderando desde el ejemplo».

Tras puntualizar que este plan «supone un antes y un después en la historia de nuestro país y es un punto de inflexión para todos los niños, niñas y adolescentes en España», reconoció que el de este viernes es «un día muy especial, un día único, histórico, del que podemos sentirnos todos muy orgullosos».

«La puesta en marcha del primer Plan Estratégico Nacional para la Reducción de la Obesidad Infantil es algo único. Vamos a empezar a conseguir que todas las niñas que vivan en España tengan la oportunidad de crecer de forma saludable, que jueguen en espacios seguros y en igualdad de oportunidades», abundó.

«Que puedan contar a sus amigos sin miedo cómo se sienten, sin miedo a ser juzgados o juzgadas. Que disfruten del acompañamiento y de la rutina familiar al irse a la cama. Que puedan practicar su deporte favorito al salir del cole. Que hagan un uso crítico, equilibrado y saludable de las pantallas y que, allá donde vayan, los hábitos saludables impregnen nuestra sociedad construyendo sus entornos saludables y rehuir de esos entornos obesogénicos que, desafortunadamente, existen a día de hoy», espetó.

UN PASO MUY IMPORTANTE

El exdeportista se mostró «convencido» de que este plan «representa un paso muy importante para que así sea» y de que, con él, España sienta «las bases de lo que será un camino que debemos recorrer conjuntamente instituciones públicas y privadas, entidades sociales, familias y la sociedad en su conjunto». «Al final, esto es una misión y un reto que todos tenemos que asumir juntos», sentenció, consciente de que «será un camino con muchos retos y dificultades».

«Pero os quiero dar una buena noticia», prosiguió, para anunciar que los impulsores de este proyecto tienen «la motivación, la energía y el compromiso total». «A partir de hoy también tenemos un plan», advirtió, consciente de que «es hora de pasar a la acción» y de la urgencia de «hacer realidad un futuro saludable para todos los niños y niñas de este país».

Gasol subrayó que el plan nace «de un esfuerzo conjunto de entender la importancia de una problemática real» y con él España da «un paso adelante enorme para todas las niñas y niños de este país». «Estamos aquí porque nos importa el presente y futuro de todos los niños y niñas de este país», justificó, para aclarar que la obesidad infantil es «uno de esos grandes retos y de esas grandes problemáticas» sociales.

En este punto, recordó cómo la OMS ya la declaró «como la gran epidemia o pandemia de este siglo XXI». «Hace 20 años que la OMS así lo proclamaba y compartía las graves consecuencias que puede tener», advirtió, para rechazar que, en 2019, «había más personas con obesidad que gente que pasaba hambre, por primera vez en la historia».

DATOS ALARMANTES EN ESPAÑA

Esta realidad «se traduce», apuntó, «en más de 124 millones de niños en el mundo que presentan obesidad», sabedor de que las cifras «no son menos alarmantes en nuestro país», dado que es «uno de los países que presenta mayores índices de obesidad infantil en la UE». «Cuatro de cada diez niños presentan obesidad o sobrepeso en España y eso se traduce en problemáticas importantes a nivel de salud, de calidad de vida», lamentó, para señalar que el hecho de «poder prevenir la obesidad infantil y el sobrepeso es algo que nos retornará de una forma que aún es difícil ver y visionar».

Durante su intervención recordó, asimismo, cómo, junto a su hermano Marc, impulsó su fundación en 2013 en Estados Unidos y en 2014 en España con el reto de poner su «granito de arena» y «aprovechar» su «reconocimiento y privilegio y responsabilidad» para «devolver a la sociedad y ayudar a los demás, a esos colectivos sobre todo en situación de más vulnerabilidad» todo lo que han recibido y hacerlo con «implicación, ilusión y energía».

En este sentido, puso en valor la labor que realiza esta organización en materia de investigación científica para «conocer el estado de salud de nuestros pequeños», así como de «sensibilización», convencido de que en esta área necesita «compañeros de equipo para poder lanzar mensajes, poder llegar a más gente».

Tras explicar que, gracias a sus diferentes programas, la fundación ya ha llegado a más de 100.000 niños y sus familias, tanto en España como en Estados Unidos, reconoció que, si su hija «hubiera nacido en otro entorno socioeconómico, tendría muchas más posibilidades de seguir un estilo de vida menos saludable y de acabar presentando obesidad o sobrepeso» y sus patologías asociadas, entre las que citó enfermedades cardiovasculares, cáncer y diabetes.

EL CÓDIGO POSTAL, DETERMINANTE

«Porque, desgraciadamente, la evidencia científica indica que el código postal donde un niño o niña nace y crece es determinante en su desarrollo», criticó, para indicar que los niños con obesidad sufren, además, «las consecuencias sociales y psicológicas asociadas», como «baja autoestima, depresión, trastornos de la conducta alimentaria, estigma social y menores oportunidades para crecer y desarrollarse».

A este respecto, recordó que «hoy estamos aquí para contribuir a cambiar esa realidad y eso es lo muy positivo», si bien afirmó que «esto no se hace solo, sino con mucho esfuerzo, con mucha colaboración». Por ello quiso agradecer su colaboración a «todas las personas e instituciones» que han «contribuido» a la puesta en marcha de este plan, convencido de que su trabajo «tendrá un impacto directo en la vida de miles de personas en los próximos años en nuestro camino hacia el objetivo de reducir y prevenir la obesidad infantil».

«Esta no es una misión rápida, fácil ni inmediata, sino una misión a largo plazo, una misión de constancia, de perseverancia, de superar obstáculos», sentenció, para mostrar su agradecimiento «de forma especial» al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, por su «liderazgo» y «por darle importancia y hacer que este sea un asunto, un tema, una temática de prioridad, de salud pública».

Además, también tuvo palabras de reconocimiento para la ministra de Sanidad, Carolina Darias, de quien valoró que «le diera esta importancia» al proyecto y que, al igual que el líder del ejecutivo, muestra «ese compromiso del Gobierno para hacer frente a la obesidad infantil y salvaguardar el derecho a la salud de todas las niñas y niños».

Finalmente, hizo hincapié en el «liderazgo» del Alto Comisionado Contra la Pobreza Infantil, responsable de «coordinar» la elaboración de este plan junto a la Gasol Foundation como «aliado estratégico en este proceso».