Mié. Nov 30th, 2022

Pese a que lo cierto es que es necesario dar seguimiento y  mantenimiento a la fontanería durante todo el año para evitar atascos y problemas, es durante verano cuando quizá más intensidad y uso tienen en zonas de costa.

¿Por qué? “Durante todo el año las tuberías necesitan ciertos cuidados, pero es durante el verano, sobre todo en zonas de costa, cuando más presión sufren y más atención debe prestarse” explican desde Fontlux 2022.

Las razones y recomendaciones

En primer lugar, las zonas de costa se llenan de vida en verano y es cuando más uso tienen las viviendas.

El hecho de ir, de forma regular, a la playa, indica que es probable que exista más de una ducha al día para quitar la salitre. Ahí es donde empieza el reto. De la playa se entra al baño con arena de forma habitual escondida entre las prendas de baño que acaba colándose por el desagüe, donde se une con el salitre y el resto de productos de higiene como jabones, champús e incluso cremas o mascarillas de cabello.

Esto, que parece algo que no tiene importancia cuando solo es una ducha, se multiplica por tantas personas como acuden a disfrutar de la costa española. Si además, se trata de una isla, aún con más motivo es parte de su rutina en la fontanería.

Entre las recomendaciones que suelen ofrecer los expertos, está el poner y colocar filtros en los desagües de duchas, pilas y demás conductos. De esta forma, se puede evitar que cuelen por el sumidero también cabellos o incluso trozos de jabones o comida.

También dicen recomendable incidir en la limpieza de tuberías tanto con productos especializados en ello como con remedios caseros como el bicarbonato y vinagre de limpieza.

“Es mucho más efectivo de lo que la gente piensa. Una vez a la semana verter bicarbonato y vinagre en los sumideros y dejar que repose unos minutos para luego echar agua caliente deja los conductos en unas condiciones óptimas, limpiando a su paso cualquier acumulación que haya” comentan.

Finalmente, también está la prevención, ser consciente de la necesidad de cuidado para evitar, al final, no solo atascos sino también malos olores. La costa es una maravilla, pero si no se cuidan las tuberías, puede desembocar en un problema en vacaciones.