Lun. Sep 26th, 2022

MADRID, 09 (SERVIMEDIA)

Los sindicatos CCOO y UGT se concentrarán este jueves en Madrid en protesta por la posición de la Asociación de Empresas de Consultoría (AEC) en la negociación del convenio, al considerar que la subida salarial propuesta es «ridícula».

Según informó UGT este lunes, la patronal de la consultoría ha presentado una propuesta para renovar el convenio en la que pide «quitar la antigüedad», una subida salarial «ridícula» y «congelar» dietas y kilometraje.

En concreto, según precisó el responsable del sector de las empresas TIC en UGT, José Luis Mazón, en declaraciones a Servimedia, hay 12 categorías por debajo del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) y la patronal, dirigida por la exministra Elena Salgado, ha propuesto actualizarlas en este año hasta el entorno de los 14.000 euros. Además, para la categoría más alta ha planteado una subida de unos 500 euros, hasta situar el salario cercano a los 27.300 euros.

A juicio de Mazón, es una subida «ridícula», la actualización con el SMI lo exige la ley y las nóminas se tienen que poner «a valor de mercado». «No hay un informático que quiera trabajar con esas tablas», afirmó.

La propuesta sindical pasa por situar el salario más bajo en unos 17.000 euros al año y el más alto, entre los 40.000 y 50.000 euros.

Además, indicó que también les han planteado la posibilidad de distribución irregular de la jornada con la que podrían trabajar «hasta 12 horas, e incluso sábados, sin compensación alguna».

Mazón explicó que el convenio afecta a la mayoría de los, aproximadamente, 400.000 trabajadores empleados en el sector, y las condiciones que se fijan impactan principalmente en la gente más joven, «sirven para subcontratar o pagar a becarios», y eso «está provocando que mucha gente se vaya a otros países» a trabajar con mejores salarios.

Este responsable sectorial en UGT apuntó que este jueves habrá una concentración en Madrid a las 12.00 horas junto con CCOO y se prevén dos más que se ampliarán a más ciudades, con la «intención» de convocar huelga a finales de junio si no avanza la negociación.

La previsión es renovar el convenio hasta 2024, pero tiene ultraactividad y «eso le sirve a la patronal para no moverse», según argumentó Mazón, que comentó que no hay fecha para una nueva reunión.