Jue. May 26th, 2022

– Con casi 104.000 fallecimientos en 2020 y 2021

MADRID, 05 (SERVIMEDIA)

España ocupa el 24º puesto en la relación de países respecto al exceso de mortalidad directa o indirecta asociada a la pandemia de la covid-19 entre el 1 de enero de 2020 y el 31 de diciembre de 2021 al sumar 103.936 muertes, según nuevos datos aportados este jueves por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El exceso de mortalidad es la diferencia entre el número de muertes que se han producido y el que se esperaría en ausencia de la pandemia según los datos de años anteriores. Incluye muertes asociadas directamente con la covid-19 (debido a la enfermedad) o indirectamente (por el impacto de la pandemia en los sistemas de salud y la sociedad).

Las muertes vinculadas indirectamente a la covid-19 son atribuibles a otras condiciones de salud para las cuales las personas no pudieron acceder a la prevención y el tratamiento porque los sistemas de salud estaban sobrecargados por la pandemia. El número de muertes en exceso puede verse influido también por los fallecimientos evitados durante la pandemia por los menores riesgos de ciertos acontecimientos, como siniestros de tráfico o lesiones laborales.

Según la OMS, entre 2020 y 2021 hubo 14,9 millones de exceso de muertes en el mundo por la covid-19, de las cuales el 84% se concentra en el sudeste asiático, Europa y América, y solo 10 países aportan el 64% del total.

PAÍSES

Por países, España es el 24º en el ranking nacional con 103.936 muertes en exceso. La clasificación, analizada por Servimedia, está encabezada por India (4.740.894 fallecimientos), por delante de Rusia (1.072.326), Indonesia (1.028.565), Estados Unidos (932.460), Brasil (681.265), México (626.218), Perú (289.667), Turquía (264.042), Egipto (251.102) y Sudáfrica (238.670).

Las naciones de ingresos medios representan el 81% de los 14,9 millones de muertes en exceso (53% en países de ingresos medianos bajos y 28% en países de ingresos medianos altos), en tanto que un 15% corresponde a países ricos y un 4% a naciones pobres. El número global de muertes en exceso fue mayor en los hombres (57%) que en las mujeres (43%) y también entre los adultos mayores.

«Estos datos aleccionadores no solo apuntan al impacto de la pandemia, sino también a la necesidad de que todos los países inviertan en sistemas de salud más resilientes que puedan sostener los servicios de salud esenciales durante las crisis, incluidos sistemas de información de salud más fuertes», apuntó Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS.

Samira Asma, subdirectora general de Datos, análisis y entrega en la OMS, indicó que «el exceso de mortalidad es un componente esencial para comprender el impacto de la pandemia». «Los cambios en las tendencias de mortalidad brindan información a los tomadores de decisiones para guiar las políticas para reducir la mortalidad y prevenir con eficacia futuras crisis. Debido a las inversiones limitadas en sistemas de datos en muchos países, el verdadero alcance del exceso de mortalidad a menudo permanece oculto», recalcó.

Los nuevos datos proceden de una colaboración global apoyada por el trabajo del Grupo Técnico Asesor para la Evaluación de la Mortalidad por Covid-19 y consultas a los países.

Este grupo, convocado conjuntamente por la OMS y el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas Internacionales (UN DESA), está compuesto por muchos de los principales expertos del mundo, que desarrollaron una metodología innovadora para generar estimaciones de mortalidad comparables incluso cuando los datos están incompletos o no disponibles.