Dom. Abr 14th, 2024

MADRID, 12 (SERVIMEDIA)

Un estudio de Mapfre Economics, el servicio de estudios de la aseguradora, ha elaborado un índice para medir el potencial del mercado inmobiliario y su capacidad para generar demanda aseguradora, y España ocupa el puesto 35 de los 43 países analizados.

Según presentó Mapfre este miércoles, en el informe ‘Mercados inmobiliarios y sector asegurador’ se incluye el Indicador de Potencial Inmobiliario para el Sector Asegurador (IPIA), que pretende valorar la capacidad relativa del sector asegurador para transformar el impulso del mercado inmobiliario en nueva demanda de aseguramiento, a partir de un análisis del comportamiento de la demanda aseguradora ante variaciones en la renta personal disponible.

El IPIA se calcula teniendo en cuenta el Indicador de Potencial Inmobiliario (IPI) y el índice de sensibilidad de la demanda aseguradora no vida ante variaciones de la renta disponible.

El mayor nivel de potencial medido con el IPIA corresponde a la India, con 84,1 puntos, seguida de Filipinas y de China.

En la parte más baja de la clasificación se encuentran Japón en último lugar (32,4 puntos), Rumanía (38,9), Grecia (42), Italia (42,4), Finlandia (45,6), Sudáfrica (45,8), Eslovaquia (47,9), Malasia (48,1), España (48,1) y los Países Bajos (49,1).

Sobre el caso de España, el informe refleja que los componentes contribuyen a retrasar la posición de España como es el decrecimiento de la población, el escaso crecimiento del parque de viviendas, la caída del saldo hipotecario o el menor número de préstamos.

Ante el impacto de las tensiones financieras sobre el sector inmobiliario, el director general de Mapfre Economics, Manuel Aguilera, consideró que es una situación coyuntural y que con la relajación de los tipos de interés que se espera para finales de este año y el que viene, puede generar «un estímulo y un reimpulso del efecto positivo» del sector inmobiliario e influir en el asegurador.

Quizás también te interese:  El Banco de España estima que la 'excepción ibérica' rebaje cinco décimas la inflación mientras los alimentos presionarán al alza