Sáb. Sep 25th, 2021

¿Te imaginas que aún quedarán restos o vestigios de una planta que convivió con los dinosaurios en el cretácico? Pues no hace falta que sigas imaginando. Se acaba de descubrir en España la flor más antigua del mundo.

El descubrimiento ha puesto patas arriba toda la historia de la flora y fauna que se conocía hasta ahora ya que habrá que volver a poner en orden todo el estudio que se había hecho hasta ahora ya que habrá que incluir algunos siglos más.

Se ha podido comprobar que la Montsechia Vidalii, el nombre del ejemplar que encontraron, creció durante la época cretácica en las zonas más húmedas del Sistema Ibérico y de la Sierra de Montsec. Aunque parezca mentira, lo cierto es que las raíces de esta planta se encontraron hace más de un siglo, aunque los análisis que entonces se pudieron llevar a cabo no eran capaces de fecharlas como hasta ahora.

Con el último descubrimiento, en el que también ha colaborado la Universidad de Barcelona, se ha podido definitivamente datar esta flor entre 125 y 130 millones de años, convirtiéndola en la flor más antigua conocida hasta el momento actual.

La planta, cuya vida transcurría dentro del agua, era capaz de polinizar por este medio para conseguir reproducirse. Lo cierto es que la curiosidad viene también por la forma de sus flores, que nada tienen que ver con lo que actualmente conocemos. De hecho, puede considerarse la especie más extraña de angiosperma. De hecho sólo se conoce su fruto, algo que la hace aún más misteriosas.

Lo más cercano que se había encontrado a una planta similar fue en China, pero la que se había estudiado realmente salía del agua para reproducirse, siendo un estadio posterior al que se ha encontrado en España.

De esta manera, estudiosos de todo el mundo tienen los ojos puestos en los investigadores para poder conocer más de este descubrimiento.