Dom. Abr 14th, 2024

MADRID, 04 (SERVIMEDIA)

El Consejo General de Enfermería (CGE) abogó este jueves por formar a las enfermeras y a la población en general para evitar bulos sobre las vacunas de ARN mensajero, según se puso de manifiesto en el webinar ‘Refuerzos vacunales. ARN mensajero’, organizado por el Instituto Superior de Formación Sanitaria (Isfos), el órgano de formación del CGE.

La directora de Isfos, Pilar Fernández, aseguró que «los bulos en salud se corrigen con evidencia científica. Para ello, las enfermeras deben informarse y estar actualizadas en las últimas novedades en relación con el tema, en este caso de las de las vacunas, e informar adecuadamente a los pacientes y a la población en general».

Desde el Consejo General de Enfermería, añadió, lo que se pretende es «mantener actualizadas a las enfermeras con eventos como el de hoy para que estén al día de los últimos conocimientos con autoridades en la materia».

Por su parte, el responsable de Inmunología Clínica del Hospital Clínico de Santiago de Compostela, José Gómez Rial, explicó que «el ARN mensajero es una herramienta en la que se lleva investigando desde hace tiempo. No es algo nuevo que ha llegado con la covid-19, pero sí es cierto que la inyección de financiación que ha recibido ha acelerado todo el proceso de desarrollo de estas vacunas. De hecho, agregó, «de no haber sido por la covid-19, habrían tardado diez años en ver la luz».

Así, también recordó que se trata de una plataforma muy probada, que «ha llegado a millones y millones de personas en todo el mundo, en un plazo muy rápido, por lo que contamos con millones de datos de su seguridad y eficacia, lo que nos ha permitido obtener datos sobre su uso que no teníamos de otras vacunas antiguas».

Quizás también te interese:  Murcia acogerá en octubre una cumbre europea sanitaria

FUTUROS PATÓGENOS

Todo ello permitirá tener vacunas frente a patógenos que hasta ahora no existían. «Hablamos del virus respiratorio sincitial (VSR), del VIH, del zika, del ébola…. Y fuera de la infectología, también tenemos información ya de futuras vacunas no clásicas contra el cáncer que al final lo que van a hacer es instruir a nuestro sistema inmunitario para que, en vez de destruir un patógeno, pueda destruir una célula tumoral», detalló Gómez Rial.

Por su parte, la directora asistencial enfermera del Área Noroeste de la Comunidad de Madrid, Soledad Ochandorena, detalló el papel de las enfermeras en la estrategia de vacunación frente a la covid-19, lo único que finalmente pudo contener los efectos negativos de la pandemia. «Una estrategia que se implementó gracias a la coordinación de los equipos de diferentes ámbitos e instituciones públicas y privadas», añadió.

En cuanto a los bulos, el especialista en Enfermería Familiar y Comunitaria y Coordinadora de la zona básica Guillem de Castro de Valencia, Mabel Bueno, se encargo de desmontarlos. «Bulos que no dejan de circular y que están impidiendo que suban las tasas de vacunación de las dosis de refuerzo que suponen que sólo el 56% de la población cuente con esta dosis, frente al del 90% que sí cuenta con una dosis».

Entre estos bulos destacan la suposición de que estas vacunas modifican los genes -confundiendo el ADN con el ARN-, que dejan muy poca inmunidad o que no sirven de nada, que ya no es necesario vacunarse porque la covid-19 ya es como una gripe o que para qué vacunarse si ya se ha tenido la enfermedad.

Quizás también te interese:  Actores y músicos ciegos y con discapacidad visual participan en Voces de la Lengua con apoyo de la ONCE

A este respecto, Bueno recordó que «las enfermeras debemos informarnos, formarnos, dar ejemplo y transmitir a la población que estas vacunas, al ser muy fácilmente modificables, se van adaptando a las nuevas variantes que van apareciendo, también que cuántas más reinfecciones se produzcan más probabilidad hay de que la enfermedad nos deje secuelas, por eso es esencial la revacunación».

Por ello, señaló la importancia de «contar con una dosis de refuerzo adicional para protegernos frente a contagios, enfermedad grave y secuelas por covid-19 en todas las franjas de edad».