Sáb. Sep 25th, 2021

CostaDurante toda la semana los fenómenos naturales están saltando a los titulares de los principales medios del planeta. Por un lado, el desastre que ha dejado el Huracán Matthew a su paso por Haití, que ya se ha cobrado la vida de más de 300 personas, está a punto de tocar nuevamente tierra en Estados Unidos, poniendo en alerta a toda la costa de Florida porque podría llegar con una velocidad de 220 kilómetros por hora.

Matthew es el quinto huracán de la zona del Atlántico durante la época huracanada de este año, sin embargo, se ha convertido en el que más fuerza y ruina está dejando a su paso.

Mientras la comunidad internacional ya se empieza a poner en marcha para ayudar, nuevamente, a Haití ante una catástrofe de esta magnitud, millones de personas están en alerta de evacuación en las costas americanas para evitar que siga cobrándose vidas.

De hecho, la alarma ha sido tal que ante las dos opciones que pueden darse – que el huracán toque tierra o que se vaya moviendo por la costa con vientos huracanados -, el gobernador de Florida ya ha pedido a los vecinos que, sin pensarlo, si tienen la posibilidad, abandonen y evacúen sus viviendas.

Pero no es la única alerta que nos llega desde Estados Unidos. California también empieza a prepararse para el Big One, el terremoto que podría dejar más que tocada la ciudad de Los Angeles. En este caso, aunque se dice que cada 20 años tiene lugar una catástrofe de este tipo en la ciudad y que se puede llegar a cobrar la vida de decenas de personas, se sabe que ocurrirá, pero no cuándo.

Durante las últimas semanas, debido a la cantidad de terremotos de baja intensidad que se registraron en el mismo punto de Salton Sea, que podría afectar y mover la placa y falla de San Andrés.

No obstante, el gobierno ya puso en marcha, en el vigésimo aniversario del último, un programa para reformar las viviendas más débiles y para poder tratar de paliar, avisando con tiempo, las consecuencias de lo que podría ser un terremoto que llegara a superar los 7.5 grados de la escala Richter.