Mar. Feb 27th, 2024

MADRID/CEUTA, 04 (SERVIMEDIA)

El presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, aludió este jueves a «la responsabilidad histórica» que se abre en este momento para empezar a dejar atrás «el sanchismo» y los «cinco años perdidos» en España bajo el mandato de Pedro Sánchez, de tal forma que vuelva «la política de verdad y con mayúsculas».

Desde la Ciudad Autónoma de Ceuta, avisó de que «si se repitiera el Gobierno, entenderían que ahora sí están legitimados para seguir gobernando con aquellos que no podían gobernar porque no podían dormir» o con quienes «hoy establecen la política de vivienda y señalan la política penitenciaria».

«Llevamos cinco años perdidos. No podemos volver a repetir estos cinco años», subrayó Feijóo. «Por eso, nosotros tenemos una responsabilidad histórica, la responsabilidad de volver a construir y de volver a seguir edificando la España constitucional, la España de las ciudades autónomas y de las autonomías», prosiguió.

Para tal fin, Feijóo defendió que en el proyecto del PP caben todos. En primer lugar, se refirió a quienes han votado a su formación siempre a pesar de los errores, también a los que confiaron en Sánchez «de buena fe» y ven que «ha traicionado su confianza» y a los que votaron a otros partidos para ayudar al suyo a gobernar.

«Caben todos», repitió el líder de la oposición, «incluso aquellos que pensaban que había que inventar la nueva política y ahora que han descubierto en qué consiste se dan cuenta de que lo importante no es si la política es nueva o vieja, sino si es buena política o mala política».

A todos ellos se dirigió seguro de que se pueden «sentir cómodos» en el proyecto del PP. «Para todos hay un billete en este viaje y sabemos que nos une mucho más de lo que nos separa», enfatizó el presidente del PP, recalcando que «importa mucho menos de dónde venimos dentro del país si todos estamos de acuerdo en seguir construyendo el país».

Quizás también te interese:  El Supremo confirma el auto de la Audiencia de Pontevedra que denegó a 'Sito Miñanco' la acumulación de condenas

Por eso, pidió «un último esfuerzo», con la vista puesta en esas mayorías «necesarias» para lograr «puntos de encuentro». «Necesitamos la confianza de la gente para devolver la política de verdad, la política con mayúsculas» y así poder salir «de la fractura y de la división» que sostuvo que vive España con Sánchez en La Moncloa.

En su caso, aseguró que no piensa recorrer España «insultando a nadie» a pesar de ser objeto «todos los días» de los insultos de 22 ministros. Es más, el presidente del PP enjuició que «tienen que buscar el insulto para evitar dar cuenta de su balance durante estos años».

«El sanchismo busca ahora que los españoles olvidemos», alertó, aunque se mostró seguro de que no será así y «vamos a decir que estamos cansados de las mentiras, de las cesiones y de que convierta sus problemas con sus socios en los problemas de España».

A 24 días de las elecciones autonómicas y municipales del 28 de mayo, Feijóo se esmeró en hacer ver que «no es lo mismo que gobierne uno a que gobierne otro», puesto que «no es lo mismo gestionar que no gestionar». Feijóo, que puso al presidente de Ceuta, Juan Vivas, como ejemplo de estabilidad, también defendió que el PP es en esta tierra «la garantía de la Ceuta española».

El 28-M en Ceuta, avisó Feijóo, «lo que se está jugando no es quién va a ganar», ya que «todos los partidos saben que va a ganar Juan Vivas». Eso sí, alertó de que lo que se decide es «si van a gobernar los que pierden». «Y yo creo que una ciudad nunca debe aceptar que gobiernen los que pierden, porque cuando gobiernan los que pierden, la ciudad pierde», trasladó.

Quizás también te interese:  La Moncloa impulsa el impuesto para ricos para confrontar su modelo con el del PP

Previamente, Vivas compartió su convicción de que marcará el penalti ganando las elecciones del próximo 28 de mayo, además de mostrar su deseo de que «cuanto antes» Feijóo tome las riendas del país «por el bien de España y por el bien de Ceuta».

«Representas lo mejor de la buena política», reconoció Vivas al presidente del PP, refiriéndose a su «voluntad para tender puentes» y su capacidad para gestionar «con sentido común, racionalidad, sensatez, eficacia, solvencia y rigor».