Jue. May 26th, 2022

– El presidente del PP plantea dar una ayuda directa de entre 200 y 300 euros a aquellas personas que ingresen entre 14.000 y 17.000 euros anuales

– Insiste en bajar el IVA del gas y la luz al 4% y asegura que Europa lo permite

MADRID, 20 (SERVIMEDIA)

El presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, avanzó este miércoles que la propuesta económica que remitirá este viernes al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, propone deflactar el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) en los tres primeros tramos, es decir, para los ciudadanos que perciban ingresos inferiores a 40.000 euros.

Así lo aseguró en el Comité Ejecutivo Nacional del PP, donde dio cuenta de las líneas generales del plan económico que se comprometió a enviar a Sánchez tras su reunión en La Moncloa y en el que ha trabajado durante las últimas tres semanas, con la colaboración de exministros de Hacienda y Economía, antiguos secretarios de Estado, diversos gobiernos autonómicos, además de una serie de empresas y autónomos.

Dicha propuesta se basa en la «racionalización» del gasto burocrático del Gobierno, el «rediseño» de los fondos europeos, una serie de «reformas estructurales» para «consolidar» un «crecimiento sano» de la economía, y una bajada de impuestos «selectiva, inmediata y temporal» para «hacer frente al incremento masivo de los precios».

Feijóo hizo hincapié en esta última línea, donde presentó primero su propuesta de deflactar el IRPF en los tres primeros tramos. En este sentido, indicó que la tarifa lleva sin «actualizarse» 14 años y, por tanto, la tarifa es «la misma» que en 2008, a pesar de que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) se haya incrementado en un 25% desde entonces.

Por este motivo, consideró que es «razonable» descontar el efecto de la inflación en la declaración de la renta y «beneficiar especialmente a las rentas medias y bajas», que, según su propuesta, serían aquellas personas con ingresos inferiores a 40.000 euros.

El documento de propuestas económicas de Feijóo contempla también la «creación de una figura en los mínimos personales y familiares de manera específica y temporal para las rentas medias y bajas, con el ajuste de las retenciones» que se hacen a los trabajadores en sus nóminas mensuales, con «carácter inmediato y efectos retroactivos desde el 1 de enero».

AYUDAS DIRECTAS

Más allá del IRPF, el presidente del PP afirmó que tienen la «obligación» de bajar los impuestos a quienes no hacen la declaración de la renta y, por tanto, no se ven afectados por la propuesta de deflactar este tipo.

En este sentido, avanzó que su plan económico recoge la posibilidad de dar una ayuda directa de entre 200 y 300 euros a aquellas personas que ingresen entre 14.000 y 17.000 euros anuales. Esta subvención sería anual, según indican fuentes populares.

Feijóo propondrá también al Gobierno una «rebaja de la tributación por módulos del régimen simplificado en el IVA y del régimen especial de aquellos sectores especialmente afectados por la inflación», entre los que apuntó al transporte, industria, agricultura y ganadería.

Respecto al tejido empresarial, señaló también que «es posible actuar» sobre el Impuesto de Sociedades, «dando libertad para amortizar inversiones en eficiencia energética».

REBAJA IVA

Por último, Feijóo insistió en rebajar de forma inmediata el IVA que grava la electricidad y el gas al 4%, y aseguró que esta bajada fiscal se puede realizar si se traspone al ordenamiento jurídico español la última directiva europea, del mes de abril.

«¿A qué esperamos? ¿Por qué no lo hacemos si Europa lo facilita y lo acepta?», urgió Feijóo, quien defendió que todas estas medidas «se pueden practicar, son razonables y hay dinero» para acometerlas «sin tocar la previsión de recaudación del Gobierno», y adelantó que, con estas propuestas, se devolverían entre 7.500 millones y 10.000 millones de euros a las familias.

A su juicio, sería un esfuerzo «razonable» si se tiene en cuenta que los ingresos vía impuestos del Estado se incrementaron durante enero y febrero en 7.500 millones de euros, cuando el objetivo para el ejercicio completo es aumentar la recaudación fiscal en 9.000 millones. «Está claro que vamos a mantener y garantizar con este dinero todos los servicios públicos que tenemos», prosiguió.

MENSAJE AL GOBIERNO

«La situación es delicada y se necesita el trabajo de todos para sacar este país adelante. Por eso, si el Gobierno quiere adoptar estas medidas y las que completan esta propuesta, son suyas. Es nuestra aportación a la gobernabilidad de este país y, sobre todo, a las rentas medias y bajas, y la competitividad de nuestra economía», anunció Feijóo.

No obstante, reconoció que no «será fácil» que el Gobierno «acepte las propuestas del PP» porque dice que el PSOE «quiere hablar de cualquier tema menos de la economía». «Cuando hablamos de gestiones económicas, los españoles son conscientes de que la alternativa del PP es mucho más solida que el desbarajuste económico y de gasto que plantea el Gobierno», añadió.

El presidente del PP opinó que, «si al PSOE le importase la gobernabilidad, la estabilidad y la centralidad de las instituciones, habría intentado negociar con el PP para buscar una fórmula, presentarla en el Congreso y aprobarla en los próximos días».

Lamentó que, «en cambio, lo que le preocupa es simplemente estar en el Gobierno unos meses». «Por eso, el camino no va a ser fácil ni nos lo van a poner fácil», continuó Feijóo, quien advirtió al Gobierno de que no se pueden «imponer unilateralmente las cosas que se pueden hablar», y consideró que el Ejecutivo «ha estado mucho más preocupado en confrontar con el PP que en solucionar la inflación».

En este contexto, defendió la actuación de su partido y aseguró que tienen «claro» su «único enemigo» es la crisis económica, la inflación, el empobrecimiento de los españoles y la «falta de prestigio e improvisación en el ámbito internacional». «Los problemas de España», resumió para concluir.