Sáb. Dic 3rd, 2022

MADRID, 22 (SERVIMEDIA)

La Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB) volvió a pedir este martes el aplazamiento de la introducción del impuesto al plástico al Gobierno mientras celebra la decisión del Gobierno italiano, que ha anunciado la suspensión del impuesto al plástico, previsto para entrar en vigor en 2023.

Según la patronal, después de la medida adoptada hoy por Italia, España sería «el único país de la Unión Europea que contaría con un impuesto de estas características», a partir del próximo 1 de enero, si no se escuchan las reiteradas peticiones para su aplazamiento realizadas al Gobierno español por FIAB y otras organizaciones de la cadena de valor del envase.

Así, desde la FIAB se han vuelto a dirigir a la ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, para reiterarle «la preocupación por la delicada situación a la que se enfrentan muchas empresas del sector de alimentación y bebidas y solicitarle de nuevo el aplazamiento un año de su entrada en vigor».

El Impuesto Especial a los Envases de Plástico no Reutilizables tendrá un impacto directo en las compañías del sector de alrededor de 690 millones de euros, a lo que habría que sumar el de la Responsabilidad Ampliada del Productor, que puede suponer otra carga de unos 1.150 millones de euros, según los cálculos de FIAB.

«En las circunstancias actuales, con costes energéticos inasumibles y con una inflación al alza, un nuevo impuesto es inasumible para las compañías del sector», señalaron desde la patronal.