Sáb. Jun 22nd, 2024

Después de 2020 han sido muchos los hogares que han decidido hacer un lavado de cara y mejorar los espacios. El paso de que la vivienda fuera un mero lugar de descanso a que se haya convertido en el centro de la vida familiar, donde se estudia, trabaja, pasa tiempo en familia y descansa ha provocado que sean muchas las reformas que buscan mejorarla para responder a la verdadera necesidad, en cada caso.

Sin embargo, hay una tendencia que ha llegado para quedarse y es la que habla de sostenibilidad y materiales naturales para disfrutar de un hogar en armonía.

Esto, en muchos casos, se consigue gracias al diseño de la carpintería de madera, con estilos minimalistas y líneas limpias que están sirviendo para ofrecer modernidad y funcionalidad a las viviendas.

“La madera sostenible, certificada, está teniendo su momento gracias a esta idea de volver hacia productos más naturales y responsables que sirven para diseñar espacios que aportan una imagen muy sofisticada de los espacios, sin necesidad de recargarlos” explican desde Reformas Dicarsur.

Gracias a la posibilidad de hacer diseños personalizados y artesanales, los carpinteros y expertos en reforma son capaces de dar respuesta a cualquier tipo de preferencia y demanda de sus clientes, incorporando como aliada la tecnología que permite incluso el diseño y corte computerizado para conseguir formas y acabados únicos. 

No se trata solo de marcos y puertas, o incluso ventanas y contraventanas, sino de muebles que se diseñan desde cero con colores originales y acabados naturales. Los barnices y tintes actuales no limitan los trabajos, lo que está llevando la carpintería a un estadio avanzado en el que todo es posible.

Quizás también te interese:  Labin Fertisil, el último producto de silicio avalado por la Universidad de Almería

En conjugación con elementos de forjado, cobre o con materiales como el aluminio, cualquier acabado acaba luciendo perfecto en madera. 

Se ha colado incluso en acabados para lámparas o vajillas por su versatilidad. Sin duda, todo un nuevo mundo por explorar que permite traer la naturaleza a los interiores de una forma elegante, duradera y, sobre todo, responsable.

Desde los suelos a las vigas, pasando por los muebles y complementos, la madera está de moda.