Vie. Jul 19th, 2024

MADRID, 13 (SERVIMEDIA)

Las fluctuaciones de temperatura en el Atlántico tropical están impulsadas en gran medida por las emisiones de aerosoles de origen humano, que afectan a las lluvias en la región del Sahel (África occidental) y la formación de huracanes en el Atlántico.

Esa es la conclusión de un nuevo estudio climático dirigido por científicos de la Escuela Rosenstiel de Ciencias Marinas, Atmosféricas y Terrestres de la Universidad de Miami (Estados Unidos), y publicado este miércoles en la revista ‘Nature’.

Este hallazgo se produce en un año en el que varios huracanes, incluido ‘Idalia’, se han formado con pocos días de diferencia sobre el Atlántico tropical.

«Nuestros hallazgos sugieren que el aumento y la disminución de la temperatura del océano Atlántico, los huracanes y las precipitaciones del Sahel se deben en gran medida a las emisiones inducidas por el hombre», sentencia Chengfei He, de la Escuela Rosenstiel.

Los investigadores utilizaron una técnica de simulación de gran conjunto que tomó el promedio de más de 400 simulaciones de modelos climáticos de centros climáticos de todo el mundo. Al igual que los auriculares con cancelación de ruido, la técnica mostró los cambios climáticos resultantes de fuerzas externas, que provienen principalmente de actividades humanas y erupciones volcánicas.

«Durante mucho tiempo, se creyó que los cambios en las precipitaciones de África occidental y los huracanes del Atlántico estaban impulsados ​​por ciclos naturales dentro del sistema climático, como la Circulación Meridional de Inversión del Atlántico», indica Amy Clement, profesora de ciencias atmosféricas en la Escuela Rosenstiel.

Clement añade: «Ahora hemos descubierto que los cambios climáticos forzados en las simulaciones de nuestro modelo coinciden estrechamente con las observaciones del mundo real observadas en el Atlántico tropical».

Quizás también te interese:  Tres de cada diez españoles han cancelado sus vacaciones y más de la mitad busca alojamientos "más económicos" por la inflación

SEGUNDA GUERRA MUNDIAL

Los resultados de estas simulaciones sugieren que la supresión de la actividad de los huracanes en el Atlántico y el Sahel (región que se extiende al sur del desierto del Sáhara desde el Atlántico y hasta el Mar Rojo) en las décadas posteriores a la Segunda Guerra Mundial fueron impulsados ​​principalmente por emisiones de aerosoles causadas por el hombre.

Esto culminó en una sequía a principios de la década de 1980, con escasez de alimentos y enfermedades que provocaron la pérdida de más de cientos de miles de vidas desde África occidental hasta Etiopía.

La reducción de las emisiones de aerosoles después de la década de 1980 dio lugar a más huracanes en el Atlántico y más precipitaciones en el Sahel.

«Debido a la continua reducción de las emisiones de aerosoles inducidas por el hombre alrededor del Atlántico, junto con el calentamiento actual y futuro debido a los gases de efecto invernadero, sugerimos que probablemente no habrá un retorno al periodo tranquilo en la actividad de los huracanes en el Atlántico en las décadas de mediados de siglo», aventura He.