Mar. Jun 25th, 2024

MADRID, 01 (SERVIMEDIA)

El secretario primero de la Mesa del Congreso de los Diputados y parlamentario de Sumar- En Comú Podem, Gerardo Pisarello, augura que en el Pleno en el que el presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, tratará de ser investido como jefe del Gobierno, ya se hablará en las lenguas cooficiales.

En una entrevista en Catalunya Radio recogida por Servimedia, Pisarello constató que las negociaciones «a diferentes bandas» sobre esta introducción «van bien y en el próximo Pleno escucharemos las lenguas» de escritores catalanes, gallegos y vascos.

Según explicó, se barajan opciones como un pleno extraordinario anterior que apruebe la reforma del Reglamento de la Cámara, una propuesta de la Mesa que luego ratifique la Junta de Portavoces o una resolución de la Presidencia del Congreso. «Todo eso son posibilidades que están encima de la mesa», atestiguó.

No obstante, Pisarello advirtió de que «todo está abierto» y reconoció que, para que se puedan hablar las lenguas cooficiales en el Congreso, primero ha de establecerse un sistema de traducción simultánea y por tanto «tener un mínimo de recursos humanos y técnicos», y constató que eso «exige un tiempo». Ahora bien, mencionó que, de momento, los propios diputados pueden autotraducirse o los grupos facilitar de antemano un texto con la traducción al castellano de los discursos pronunciados en lenguas cooficiales.

El diputado catalán también se preguntó cómo se podrá el Partido Popular oponer a la introducción de las lenguas cooficiales, cuando su presidente, Alberto Núñez Feijóo, se ha expresado en gallego durante casi toda su carrera política. Respecto a otras lenguas «propias» pero no cooficiales y su posible uso en el Congreso, Pisarello aclaró que «hay diferentes niveles», por lo que «habría que ver cuál es el encaje jurídico», dado que a su juicio «son casos diferentes», y, aunque esas lenguas propias «merecen todo el respeto», para su homologación «existirían una regulación específica».

Quizás también te interese:  Los españoles, descontentos con la dotación y el funcionamiento de la atención a la dependencia