Mar. Feb 27th, 2024

– La Fundación QSD Global presenta la aplicación ‘Family RED’

MADRID, 03 (SERVIMEDIA)

Los familiares de personas desaparecidas sin causa aparente reclamaron este viernes «hechos ciertos y respuestas» para «combatir y calmar la incertidumbre» que sufren a causa de esta situación.

Así lo demandaron durante el acto central de conmemoración del Día de las Personas Desaparecidas Sin Causa Aparente, que tiene lugar cada 9 de marzo, y en el que celebraron la aprobación del primer Plan Estratégico en materia de desapariciones, que incluye una dotación económica y un programa de formación y de sensibilización, así como el lanzamiento de la aplicación ‘Family RED’, que les servirá de «apoyo», según precisó en un comunicado la Fundación Europea por las Personas Desaparecidas QSDSglobal.

En el transcurso de este acto, celebrado en la sede madrileña de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), el presidente de QSD Global, José Antonio Lorente, defendió la necesidad de «tejer redes para ayudar a las familias de desaparecidos», y presentó dicha aplicación, que es gratuita y con la que, a su juicio, estas familias sabrán «qué hacer, cómo hacerlo, adónde ir y a quién recurrir en cada momento» y, además, podrán estar en contacto con otras en su misma situación, así como con los profesionales del ámbito jurídico o psicológico que pueden ayudarles.

En paralelo, Lorente hizo hincapié en la relevancia de dar luz verde a la Carta de Derechos y Demandas, esbozada ya en el primer Foro de familias en 2015, y el Estatuto de la Persona Desaparecida, cuyo primer borrador data de 2016.

En este sentido, el vicepresidente de QSDglobal, Paco Lobatón, subrayó la «incertidumbre» en la que viven estas personas, que definió como «un sentimiento corrosivo, una manifestación aguda de angustia y desasosiego». «La incertidumbre no se cura con palabras de aliento; precisa de hechos ciertos, de respuestas», reiteró.

Quizás también te interese:  Reflejos del Sentir, la jota que sigue sonando

«No ya de la respuesta última y definitiva que llega con el hallazgo de la persona o la resolución del caso, sino la que aporta la certeza de saberse acompañado y de que se está investigando para esclarecer lo ocurrido», sentenció.

En este punto, Rosa Arcos Caamaño, hermana de Maria Xosé, desaparecida en 1996, constató que, para las familias de un desaparecido, «las horas se convierten en días». «Empiezas a tener información, a conocer sus últimos movimientos, a conocer sus planes y a ponerle nombre a las personas con las que estuvo o pretendía estar en esas últimas horas», abundó, para advertir de que primero «surgen las hipótesis y luego, las certezas» y de que, «para poder seguir adelante, todos necesitamos escribir un ‘qué pasó’ en nuestra cabeza».

PREMIOS 9-M

En el marco del evento también se entregaron los Premios 9M de la fundación que, en su séptima edición, volvieron a «reconocer» iniciativas y acciones que hayan «contribuido» a «mejorar la respuesta» a las desapariciones, a «generar mayor conciencia social» sobre este fenómeno y a «estimular otras actuaciones para la mejora de los procedimientos».

El Premio Flor Bellver a la Mejor Acción Institucional y/o Social correspondió al I Plan Estratégico en materia de desapariciones, impulsado por el Centro Nacional de Desaparecidos (Cndes). En este caso, el jurado valoró el «enorme hito» que supone la adopción de un plan «de dimensión estratégica», dotado con más de dos millones de euros, como la iniciativa «de mayor alcance y capacidad transformadora en relación a las desapariciones de personas».

Al recoger el galardón, el director del Cndes, Javier López, dijo esperar que este «pionero» plan «contribuya a la mejora en la prevención, investigación y resolución de los casos de personas desaparecidas», que, lamentó, «tanto dolor causan a las familias».

Quizás también te interese:  Albares anuncia que la Corte Penal Internacional investigará como crimen de guerra la muerte de la cooperante Emma Igual

Por su parte, el Premio Pablo Rosón a la mejor publicación, aplicación tecnológica y conocimiento científico recayó en el monográfico ‘Muerte en la frontera’, de la Asociación Española de Antropología y Odontología forense y que fue publicado en la revista ‘International Journal of Forensic Anthropology’. El experto de la Unidad de Antropología Forense del Instituto de Medicina Legal de Galicia Fernando Serrulla explicó al recoger la distinción que se trata del «reconocimiento» de una tarea que la institución lleva realizando «desinteresadamente» desde hace años para «ayudar a resolver» los «problemas» de identificación de los migrantes fallecidos en las costas españolas.

«Nuestro país tiene medios materiales suficientes para resolver estas identificaciones, pero la complejidad de los casos y la falta de coordinación reducen mucho el porcentaje de éxito en las identificaciones», añadió, convencido de que dicho premio «también permite visibilizar el drama que sufren miles de familias africanas que solo saben que su hijo se marchó a Europa».

Además, Patricia Morillo, de ‘El Periódico de España’, y Patricia Torres, de Canal Sur Radio, recogieron el Premio a la Mejor Labor en Medios de Comunicación, y el Premio a la Mejor Acción Policial fue para la Sección de Homicidios y Desaparecidos de la Unidad Técnica de la Policía Judicial de la Guardia Civil.

Por último, la fundación y la FEMP abogaron por retomar la propuesta esbozada en el Foro de 2017 de impulsar una «red de municipios sensibles con las desapariciones de personas», que, según Lorente, debe contemplar un protocolo de actuación «que haga posible una actuación inmediata y una perfecta coordinación y reparto de tareas entre todas las entidades participantes» en la búsqueda de un desaparecido. En la misma línea, el secretario general de la FEMP, Carlos Daniel Casares, corroboró que el convenio suscrito entre ambas instituciones «es muy importante, para implicar, para sensibilizar, al mundo local en su conjunto».

Quizás también te interese:  Ayuso cree que la autodeterminación de género "no tiene ningún sentido" y se muestra a favor de "ponerle coto"