Sáb. Dic 3rd, 2022

MADRID, 18 (SERVIMEDIA)

Mapfre Economics, el servicio de estudios de Mapfre, ha recortado en una décima su previsión de crecimiento del PIB español para este año, hasta el 4,1%, y en seis décimas la de 2023, hasta el 2,4%, bajo su escenario base. Bajo peores condiciones en las que la guerra en Ucrania se extiende más allá de este año con mayores sanciones o cortes de suministro energético, Mapfre Economics proyecta una caída del PIB español del 2,5% en 2023.

Así lo dio a conocer el servicio de estudios de la aseguradora este lunes en una rueda de prensa en la que actualizó sus previsiones macroeconómicas y de negocio del sector asegurador español.

En cuanto a la parte macroeconómica, Mapfre estima que el PIB español crecerá algo menos respecto a su anterior pronóstico en un contexto en el que también recorta sus perspectivas para la economía global del 3,6% al 3% este año, ante un mayor deterioro de la actividad y mayores tasas de inflación y «con un aumento de las señales sobre una posible recesión».

En el caso de España, en el escenario base el PIB crece a menor ritmo, un 4,1% en 2022 y un 2,4% en 2023, y en un escenario alternativo en el que la guerra se alarga más allá de este año y empeora el PIB español aumentaría un 3,6% en 2022 y caería un 2,5% en 2023.

La inflación promedio para el ejercicio actual será del 8,2% y del 3,6% en 2023, pero en el peor escenario sería del 8,8% este año y del 7% el año que viene.

El director de análisis macroeconómico y financiero de Mapfre Economics, Gonzalo de Cadenas-Santiago, destacó que, si bien España es manufacturero en vehículos, este sector es «muy sensible» al ciclo monetario y a los cambios en las cadenas de suministros. En cambio, los principales beneficios para España proceden de los servicios y el turismo.

Desde Mapfre señalaron que aumenta la probabilidad de que se produzca el escenario alternativo, con un alargamiento del conflicto bélico, con mayores sanciones o cortes de suministro de energía desde Rusia, con tasas de inflación más persistentes y con una respuesta monetaria restrictiva más enérgica.

De Cadenas-Santiago resaltó que los niveles precovid «muy difícilmente» se alcanzarán en 2023 y «lo más preocupante» es que el escenario alternativo de una recesión en Estados Unidos y la Eurozona «gana muchísima probabilidad».

Sobre la región del euro, se han rebajado las perspectivas de crecimiento hasta el 2,7% y el 1,8% para 2022 y 2023, respectivamente, frente al 2,9% y 2,7% previos. En Estados Unidos, también se produce una revisión a la baja del crecimiento, con un ritmo esperado del 2,5% y el 1,4% en 2022 y 2023 (frente al 3,2% y el 1,7% anterior).

En este contexto, desde Mapfre subrayaron que el escenario base es de estanflación en los países desarrollados y con las palancas fiscal y monetaria «con menor margen de actuación».

También apostaron por que se alcance un pacto de rentas con los agentes sociales y no se indexen los salarios a la inflación.

En cuanto a las previsiones para el sector asegurador en España, Mapfre contempla que los seguros de autos sigan sufriendo la escasez de suministros que está afectando al sector automovilístico.

En cambio, el negocio de los seguros de vida vinculados al ahorro y de rentas vitalicias tradicionales continúa mejorando por el endurecimiento de la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE).