Sáb. Dic 3rd, 2022

MADRID, 08 (SERVIMEDIA)

El Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) publicó este martes el Informe ‘SiVIRA’ de vigilancia de gripe, covid-19 y virus respiratorio sincitial (VRS) correspondiente a la temporada 2021-2022 que revela el comportamiento de las infecciones respiratorias agudas.

Según informó el centro de investigación, el informe resume el trabajo llevado a cabo por todas las comunidades autónomas participantes en el sistema de vigilancia ‘SiViRA’, en el marco de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica (Renave), coordinado desde el ISCIII.

El objetivo de esta vigilancia centinela integral respiratoria es conocer la evolución en el tiempo y en el espacio de la gripe, covid-19 y VRS, sus tasas de hospitalización y patrón de enfermedad grave, identificar las diferentes variantes genéticas de los virus estudiados y evaluar la efectividad de las vacunas frente a gripe y covid-19.

El informe ofrece información tanto de infecciones respiratorias leves, atendidas en Atención Primaria (IRAs), como graves, que requieren ingreso en el hospital (IRAG).

Por lo general, la presencia de virus respiratorios fue constante a lo largo de toda la temporada 2021-22. Se observaron periodos de mayor intensidad de circulación de la variante ómicron de SARS-CoV-2, que dieron lugar al sexto periodo pandémico de covid-19 y al ascenso observado antes del pasado verano.

ONDAS ESTACIONALES

Con respecto a la gripe, surgieron dos ondas estacionales de diferentes características, y en el caso del VRS, una epidemia estacional de VRS en el último trimestres de 2022, el periodo habitual de presentación de este virus. También cabe destacar que la circulación de gripe no se interrumpió en el verano de 2022.

Los resultados del informe, junto con la información aportada por el de la temporada anterior, dejan conclusiones como la desaparición casi total del virus de la gripe en 2020 y parte de 2021, y su reaparición a lo largo de 2021 y 2022, recuperando niveles comparables de actividad gripal prepandémica.

Además, por primera vez se observó más de una epidemia de gripe en el mismo año: al clásico pico de final de año se sumó una segunda epidemia, de mayor intensidad, tardía y bastante duradera, entre los meses de marzo y junio de 2022.

Las mayores tasas de incidencia de gripe en Atención Primaria se estimaron en personas menores de 15 años, mientras que la mayor carga de hospitalización por gripe se concentró en personas de 80 o más años, lo que supone un patrón típico en temporadas de gripe previas.

Con respecto al SARS-CoV-2, la evolución de la pandemia y factores como la influencia de las vacunas permitieron que las tasas de hospitalización disminuyeran en la temporada 2021-2022 en relación a la de 2020-2021.

Las tasas de incidencia de covid-19 en atención primaria fueron mayores en la sexta ola que el pico observado antes del verano, y los patrones por edad fueron diferentes en ambos periodos: en el sexto periodo, las mayores tasas de incidencia se observaron en niños y adultos jóvenes, mientras que en los meses previos al verano la máxima afectación en primaria se observó en el grupo de 65 o más años.

En cuanto al VRS, la onda epidémica que se vio en 2021, que apareció sorprendentemente en los meses de verano, dejó paso a una epidemia más ligada a los tiempos habituales en este virus, que tuvo su influencia sobre todo a finales de año y principios de 2022.

El VRS, además, siguió presente a lo largo de todo este año, con pequeños picos de incidencia. Las hospitalizaciones por VRS se concentraron en niños menores de cinco años, grupo de edad que representó un 73% de los pacientes hospitalizados.