Sáb. Jun 22nd, 2024

MADRID, 04 (SERVIMEDIA)

S&P Global Ratings ha publicado un informe en el que apunta a una mejora en las finanzas públicas de las comunidades autónomas en 2023 y 2024, tras la celebración de las elecciones y la constitución de los nuevos gobiernos autonómicos y la reimposición de las reglas fiscales en la Unión Europea el 1 de enero de 2024.

Según informó la agencia de calificación este jueves, la evolución dependerá del restablecimiento de las reglas fiscales, los esfuerzos de las propias regiones y el impacto de los fondos europeos. Recuerda que se celebrarán elecciones en 12 de las 17 comunidades autónomas. Al cierre del pasado año, el déficit de las comunidades autónomas alcanzó el 1,1% del PIB, por encima del 0,05% registrado en 2021.

S&P estima que las regiones incrementen sus recursos alrededor de un 19% en 2023 procedentes del sistema de financiación autonómica por mayores anticipos y el efecto favorable de las liquidaciones. Para 2024, calcula que los recursos de la financiación autonómica podrían elevarse un 3% en 2024. Se trata de cálculos de la agencia de calificación, dado que el Ejecutivo no ha anunciado su decisión sobre los ingresos para la financiación del sistema.

En cuanto a los ratios de deuda sobre PIB, destaca que permanecerán altos, particularmente en algunas regiones como Valencia y Murcia. En cualquier caso, apunta que las regiones españolas tardarán «años» en converger con sus pares europeas.

Para el analista de S&P, Alejandro Rodríguez Anglada, «12 de las 17 regiones celebrarán elecciones en 2023, un factor que creemos que probablemente condujo a decisiones políticas en 2022 que impulsaron el gasto operativo más de lo que cabría esperar. Creemos que a medida que los nuevos gobiernos tomen posesión después de las elecciones, el compromiso político y de gestión con el control del gasto será un factor clave para permitir la mejora del déficit».

Quizás también te interese:  Transportes rehabilitará 210 viviendas en Zaragoza con 6,5 millones