Sáb. Sep 25th, 2021

Vivimos en un mundo de alta velocidad. Todo lo que pasa a nuestro alrededor pasa a una velocidad vertiginosa, pero habrá que plantearse si tiene que ser así.

No, la tendencia hoy en día pasa por otros caminos. Cada día se empieza a valorar aún más conceptos como el disfrutar de los detalles en distintos campos. Hubo una época en la que en la que todo el mundo demandaba la comida rápida para aprovechar el tiempo de mediodia para hacer otras actividades también. Hoy, por el contrario, parece que van abriéndose más sitios donde precisamente todo pasa por relajarse, disfrutar de los sabores y dar a la comida su espacio y tiempo.

Aunque, como venimos diciendo, cada día más gente pretende parar un poco el frenético ritmo y permitirse disfrutar de los pequeños detalles que, en nuestro día a día pasan desapercibidos.

Esto no es así en todos los campos porque aún así seguimos queriendo tener algunas cosas cuanto antes. Es obvio en campos como los viajes. Queremos llegar, desde casa o desde la propia oficina, sin tener que desplazarnos, a una agencia de viajes online, como pueda ser Travelgenio, y entrar en el buscador, introducir los parámetros de fechas, destinos y servicios a contratar, tener claro el precio y, con pocas pantallas y de forma clara, tener la reserva hecha rápido.

¿Y si hablamos de la información? Quizás este es el campo donde es más obvio todo. Nos hemos acostumbrado a tener las noticias prácticamente al segundo. Más aún con las redes sociales, donde los internautas se convierten en periodistas si están delante de un hecho noticioso y llenan Internet de las últimas novedades de lo que ocurre en cualquier rincón del mundo. De hecho, gracias a esto hay muchas noticias que de otra forma no pasarían los filtros gubernamentales de muchos países.

Sólo pulsando botones, podemos comprar productos de cualquier lado del mundo en tan solo segundos, introduciendo en un buscador una palabra, en milésimas de segundo tienes toda la información. Es todo cuestión de velocidad.

¿Pero tiene que ser siempre así? No, no en todo. Cada vez hay más gente comprometida con bajar el ritmo, con disfrutar del tiempo libre al máximo, sin las prisas del día al día, con paseos por sus propias ciudades pero observando los monumentos, los edificios más emblemáticos y, por qué no, incluso los museos. Es una experiencia que te recomendamos, detente un momento, mira a tu alrededor y marca tu propio ritmo también a través de las redes sociales.

De eso se trata la vida y, sobre todo, de eso se trata viajar, de ser consciente de todo lo que hay allá donde vayas, descubrirlo sin prisas.