Mié. Nov 30th, 2022

La Agencia Tributaria publicó este lunes una actualización de su lista de grandes deudores, conocida como ‘lista de morosos’, en la que, en comparación con el anterior listado publicado a finales de junio -que estaba actualizada a 31 de diciembre de 2020-, entran Twitter (con 800.000 euros de deuda), el exfutbolista Samuel Eto’o (981.000 euros), el cocinero Sergi Arola (985.000 euros) o el tertuliano de programas del corazón Kiko Matamoros (711.000 euros). Por el contrario, salen de la lista el club de baloncesto Estudiantes, que en la anterior lista figuraba con 4 millones de deuda, y la empresa de reparto Glovo, que en junio estaba en la lista con 1,4 millones de euros de deuda.

La lista publicada por la Agencia Tributaria incluye a 7.277 deudores, lo que supone un incremento del 88% respecto a la lista publicada a finales de junio, debido fundamentalmente a la rebaja del millón de euros a los 600.000 euros de deuda en el umbral a partir del cual un contribuyente es incluido en esta lista, que estableció en julio la nueva ley de lucha contra el fraude.

Debido a la entrada en vigor de la nueva ley y la fijación de este nuevo umbral, de forma excepcional la Agencia Tributaria debía publicar esta nueva lista antes de terminar el año, actualizada a 31 de agosto, para ya en 2022 continuar con el habitual calendario de publicación durante el primer semestre, con los datos actualizados a 31 de diciembre.

NOMBRES

En la lista, a la que también vuelve el que fuera socio de Iñaki Urdangarín, Diego Torres (956.000 euros) y sale José María del Nido Carrasco, actual vicepresidente del Sevilla Fútbol Club e hijo del que fuera presidente del club, José María del Nido, permanecen el que fuera vicepresidente del Gobierno con el PP, director del Fondo Monetario Internacional y presidente de Bankia, Rodrigo Rato (1,39 millones de euros), el futbolista Dani Alves (2 millones) y el escritor Ildefonso Falcones (1,28 millones).

También, aunque con un importe de deuda menor respecto al listado publicado en junio, el empresario Agapito García Sánchez, una de las personas físicas que más debe. En concreto, su deuda ha retrocedido hasta 14,9 millones a 31 de agosto de 2021 frente a los 15,4 millones que adeudaba a 31 de diciembre de 2020.

En este sentido, Mario Conde también ha bajado su deuda a 7,8 millones desde los casi 8,4 millones que debía a cierre de 2020; el escritor César Vidal la ha reducido en 600.000 euros, hasta 2,6 millones; la actriz Paz Vega ha devuelto unos 49.000 euros y deja su deuda en 3,03 millones; el entrenador de fútbol Carlo Ancelotti la ha rebajado en unos 57.300 euros, hasta los 1,4 millones; la presentadora Patricia Conde también la ha bajado ligeramente y la mantiene en el millón de euros, y Óscar del Nido, hermano del expresidente del Sevilla, José María del Nido, la ha reducido del millón al término de 2020 a 602.000 euros en agosto de este año.

Además, la sociedad del empresario de la televisión José Luis Moreno, Kulteperalia, registra una deuda de 934.000 euros, por debajo del millón que debía cuando cerró 2020.

REYAL URBIS Y NEZAR

Por otra parte, Reyal Urbis vuelve a encabezar la lista de grandes deudores con Hacienda, con una deuda que supera los 340 millones de euros, un millón menos que en los datos publicados en junio. Por detrás se situaron Nozar, que suma 214,8 millones de euros pendientes de pagar, y Polaris World, que debe más de 196 millones a través de nueve compañías que formar parte del grupo empresarial.cPor su parte, el Grupo Isolux Corsán ha reducido su deuda hasta los 64,8 millones de euros, frente a los 329,6 millones de la lista de junio.

También son reseñables las deudas de Marillion SL (125 millones de euros), Vittone 1842 (112 millones de euros), Grupo Para (97,6 millones), Servicios Esquerdo (97,5 millones), Aifos Arquitectura (93,1 millones), CCF 21 (92,8 millones), Obras Nuevas de Edificación 2000 (87,2 millones), Arenal 2001 (71,8 millones, a los que habría que sumarle otros 64,8 millones de Arenal 2000), Bitango Promiciones (73,1 millones) y Promaga (70,8 millones de euros).

Asimismo, la Organización Impulsora de Discapacitados (OID) tiene 86.243.000 euros pendientes de pagar, por lo que su deuda se incrementa en 15.000 euros respecto al dato publicado en junio. Así, la OID repite entre las entidades que más dinero deben al Estado y se mantiene en la lista desde que comenzó a publicarse en 2015, año en el que apareció con una deuda de 86.138.036,62 euros.

DATOS

Los datos estadísticos del nuevo listado reflejan que, de los 7.277 grandes deudores que han sido incluidos en la lista, 5.910 son personas jurídicas, por un importe de 16.150 millones de euros, frente a los 3.557 deudores y 13.426 millones de euros de deuda del listado publicado en junio. Los otros 1.367 nombres aparecidos de la lista corresponden a personas físicas que adeudan un total de 2.081 millones de euros, frente a los 312 grandes deudores personas físicas y 673 millones de euros de deuda de la anterior lista.

En términos homogeneizados -es decir, sin tener en cuenta la rebaja en el umbral-, el número de deudores incluidos en la lista sería de 3.439, un 11% menos, y su importe total de deuda sería de 15.200 millones de euros.

SALIDAS Y ENTRADAS

Además, un total de 585 deudores no figuran ya en el listado de deudores a publicar en diciembre de 2021 tras haber aparecido en el listado publicado en junio de 2021, con un importe de 1.901 millones de euros. La salida de la lista se puede deber, tanto a la cancelación total o parcial de las deudas objeto de publicación, como a la obtención de un aplazamiento o suspensión de la deuda antes de la fecha de toma de datos -31 de agosto de 2020-.

Como consecuencia, fundamentalmente, de la ampliación del perímetro de publicación, un total de 3.993 deudores figuran en listado de deudores a publicar en diciembre 2021 y no aparecían en el listado publicado en junio de 2021, con un importe de 5.737 millones de euros.

A lo largo de 2021, un total de 1.274 deudores que tenían deudas pendientes a cierre de 2020 y por las que fueron publicados en el séptimo listado el 30 de junio pasado, han realizado ingresos de esas deudas por importe de 268 millones de euros.

Por otra parte, se han realizado ingresos por importe de 101 millones correspondientes a deudores que han evitado aparecer en el octavo listado a publicar en diciembre de 2021, bien por el pago íntegro de la deuda, o bien por el pago de una cantidad suficiente para quedar por debajo del umbral de 600.000 euros.

NUEVOS CRITERIOS

Otra novedad es que la nueva ley también detalla que serán objeto de figurar en el listado los deudores, “incluidos los que tengan esta condición al haber sido declarados responsables solidarios, por deudas o sanciones tributarias”, siempre que la cuantía exceda el nuevo umbral y sus deudas “no hubiesen sido pagadas transcurrido el plazo original de ingreso en período voluntario”.
Esto hace que el importe total a publicar en esta lista sea de 18.200 millones de euros, un 29,4% más respecto a los 14.100 millones de euros del listado de junio, pero esta cantidad incluye importes duplicados como consecuencia de la inclusión de las derivaciones de responsabilidad solidaria. Restando las duplicidades, el importe pendiente a publicar sería de 15.200 millones de euros, por lo que hay 3.000 millones de euros duplicados.

Por ello, homogeneizando criterios con los de los listados anteriores, el importe a publicar ascendería a algo más de 12.800 millones de euros, por lo que la variación en términos homogéneos, sin tener en cuenta la rebaja del umbral, sería de un 9% menos.

La Agencia Tributaria explicó que la diferencia entre la cifra homogénea (12.800 millones) y los 15.200 millones excluidas las duplicidades, se debe a que en la primera no se tiene en cuenta el factor de la rebaja del umbral a 600.000 euros, mientras que la segunda sí tiene en cuenta la rebaja del umbral a 600.000 euros, y también recoge aquellas derivaciones a responsables solidarios con respecto a deudores principales que no figuren en el listado. En cambio, las derivaciones a deudores principales que sí aparecen en el listado se eliminan para evitar duplicidades de importes.

(SERVIMEDIA)