Sáb. Dic 3rd, 2022

MADRID, 18 (SERVIMEDIA)

WWF denunció este lunes que en España se han quemado ya más de 90.000 hectáreas, una cantidad superior a lo que se quema de media en un año, y puso el foco en «el dramático abandono del monte y la crisis climática», lamentando la muerte de un brigadista y un pastor en Zamora.

Asimismo, la organización indicó que se han producido ya 25 grandes incendios forestales (GIF), más de los que hay como media anual. Sólo el pasado 15 de julio se iniciaron ocho de estos GIF, con condiciones extremas en toda la península.

Por eso, reclamó que «se intensifique la lucha contra el cambio climático y que se adopte una estrategia estatal de gestión integral de incendios forestales que impulse la gestión y la prevención para promover paisajes más resilientes a los incendios forestales».

«Estas cifras demuestran que el cambio climático es un claro factor que está magnificando la peligrosidad de los incendios», destacó WWF y recordó que «la situación va a ir a peor».

«No en vano, los escenarios confirmados de cambio climático auguran situaciones de emergencia para toda la región mediterránea cada vez con más frecuencia. Cabe recordar que el Mediterráneo se calienta un 20 % más rápido que la media mundial. Esto supone más olas de calor intensas y duraderas, sequías prolongadas y humedades relativas muy bajas», concluyó.

La experta en incendios, Lourdes Hernández, señaló que «no podemos poner toda la responsabilidad de luchar contra estos incendios de altísima intensidad sobre los medios de extinción. Ellos deberían ser la última línea defensiva».

Y agregó que «frente a este escenario urge invertir en el territorio y promover usos y aprovechamientos para configurar paisajes agroforestales más resistentes al paso de las llamas». «Para ello hay que potenciar e invertir en gestión forestal sostenible y promover la ganadería extensiva. Es la única solución si no queremos ver reducidos a cenizas nuestros montes. Prevenir es actuar», comentó.