Jue. Feb 2nd, 2023

– La nieve da paso al deshielo con riesgo en cauces de ríos del norte peninsular

– Rachas intensas en el Mediterráneo y nevadas en Pirineos

MADRID, 20 (SERVIMEDIA)

El primer temporal invernal del año en España, causado por la confluencia de las borrascas Gérald y Fien con una masa de aire ártico, se despedirá este viernes con avisos en 20 provincias repartidas por 10 comunidades autónomas debido a fenómenos adversos como el viento, el deshielo, el frío, la nieve, el deshielo o el riesgo de aludes.

La predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), recogida por Servimedia, indica que hay aviso naranja -riesgo importante para actividades al aire libre- solamente en el interior norte de Castellón por rachas de 100 km/h y el litoral sur de Girona por olas de cuatro a cinco metros.

El resto de los avisos son amarillos -riesgo, el más bajo en una escala de tres niveles-. Habrá rachas de viento de 70 a 80 km/h como mucho hasta el mediodía en zonas del tercio este peninsular, como Alicante, Almería (salvo el Poniente y la capital), Barcelona (prelitoral), Castellón (interior sur), Girona y Huesca (Pirineo), Granada (costa) y Lleida (Pirineo y valle de Arán).

Lo mismo sucede con Murcia (Altiplano, noroeste, valle del Guadalentín, Lorca y Águilas), Tarragona (prelitoral norte y litoral sur), Teruel (Gúdar, Maestrazgo y Bajo Aragón) y Valencia (interior), así como Baleares (excepto el interior de Mallorca).

Meteorología ha activado el aviso amarillo por riesgo de deshielos en Burgos (norte y Cordillera Cantábrica), Cantabria (zona del Ebro) y León y Palencia (Cordillera Cantábrica), y de aludes en Huesca y Navarra (Pirineo), y Lleida (Pirineo y valle de Arán).

El aviso amarillo por mala mar afecta a Almería, Baleares, Granada, Málaga y Melilla, donde se esperan olas de dos a tres metros, y el de frío por temperaturas de -4 a -8 grados -según las zonas- se mantendrá hasta las 9.00 horas en Barcelona (prepirineo), Girona y Huesca (Pirineo), Lleida (Pirineo y valle de Arán) y Navarra (Pirineo, centro y vertiente cantábrica).

Canarias tampoco escapa del tiempo adverso porque hay aviso amarillo por rachas de 70 km/h en La Palma (cumbres y oeste) y La Gomera, y por olas de cuatro a cinco metros en La Palma y Tenerife (este, sur y oeste). La mayoría de esas alertas se desactivarán pronto esta mañana.

TIEMPO MÁS ESTABLE

En resumen, lo más destacado de este viernes serán las acumulaciones significativas de nieve y heladas fuertes en Pirineos, y el viento fuerte o con rachas muy fuertes en el entorno mediterráneo, interiores del tercio este peninsular y Canarias.

El cielo estará nuboso o cubierto en la península con tendencia a abrirse claros por la tarde, salvo en el cuadrante noroeste. Habrá precipitaciones en Galicia, el área cantábrica y Pirineos que irán remitiendo a lo largo de la mañana y se reactivarán al final del día en la región gallega y el Cantábrico occidental.

Baleares tendrá intervalos nubosos con algún posible chubasco en el norte y Canarias, nubes y lluvias en el norte de las islas de mayor relieve e intervalos nubosos en el resto del archipiélago.

La cota de nieve estará entre 700 y 900 metros en Pirineos, bajará a entre 900 y 1.100 en el resto del tercio noreste peninsular, y subirá a 1.600 en la Cordillera Cantábrica y los sistemas béticos.

Es posible que haya bancos de nieblas matinales en los principales sistemas montañosos de la Península y o se descarta calima en el este de Canarias.

Las temperaturas aumentarán en la mitad sur peninsular, la Meseta Norte y Baleares. Hará más frío en Burgos, Pamplona, Segovia y Soria (6 grados como mucho), y Ávila y Vitoria (7), y más calor en Santa Cruz de Tenerife (22), Las Palmas de Gran Canaria (21) y Alicante, Almería, Huelva, Málaga, Murcia y Sevilla (19).

Por último, el viento llegará a ser fuerte o con rachas muy fuertes en el entorno del Mediterráneo y zonas del interior del tercio este peninsular, pero a lo largo del día tenderán a amainar, salvo en el Ampurdán (Girona) y el norte de Baleares, donde soplará tramontana fuerte. Habrá alisios fuertes entre islas de Canarias.