Jue. Feb 2nd, 2023

– En los 11 primeros meses de 2022 se produjeron 120 fallecimientos más que el año pasado

MADRID, 06 (SERVIMEDIA)

El mes de noviembre cerró con un total de 19 fallecimientos por ahogamiento no intencional en los espacios acuáticos españoles, esto es un 72% más respecto al mismo mes del año pasado, cuando se contabilizaron 11.

Así lo refleja el Informe Nacional de Ahogamientos (INA) actualizado a 30 de noviembre, que fue publicado este martes por la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo (Rfess) y según el cual se confirma la «tendencia al alza» de la pérdida de vidas humanas por esta causa en España a lo largo de este año, ya que en los 11 primeros meses de 2022 murieron 120 personas más que en el mismo período del año anterior, con 364 frente a 244, según precisó la Rfess en un comunicado.

Por lo que respecta al pasado mes de noviembre, en concreto fallecieron 17 hombres y dos mujeres por ahogamiento no intencional, por lo que el total de víctimas mortales se eleva a 296 hombres y 65 mujeres en lo que va de año.

De los 19 óbitos que se registraron, 18 se produjeron en playas, un tipo de enclave que registró 200 ahogamientos no intencionales de los 364 del año 2022 (54,94%) y se «afianza» como el de mayor mortalidad en los primeros 11 meses.

Un total de 10 de los 19 ahogamientos se produjeron en zonas sin vigilancia y cinco de ellos se registraron en lugares en los que debería existir servicio de socorrismo en el momento del incidente, circunstancia esta última que se dio en 78 ahogamientos durante el año, esto es en el 21,42%.

Canarias concentró la mayoría de los ahogamientos no intencionales del mes de noviembre en España, con 12 de 19 (63,15%), seguida de Galicia (tres), Andalucía (dos) e Islas Baleares y Principado de Asturias (uno en cada una).

Con todo, la Comunidad Valenciana sigue siendo en la que más óbitos se han dado este año, 64 (17,58% del total), seguida de Andalucía (56), Canarias (55), Cataluña (40), Islas Baleares (38), Galicia (28), Región de Murcia (14), Cantabria y Asturias (12 en cada una), Castilla y León (10), Castilla-La Mancha (ocho), País Vasco (siete), La Rioja (cinco), Aragón (cuatro), Comunidad de Madrid (tres), Navarra y Ceuta (uno en cada uno de estos territorios).

En cuanto al perfil de las víctimas, los mayores de 55 años representan el 41,75% de las personas que perdieron la vida por esta causa en lo que va de año, con 152 de los 364 ahogamientos, con 49 muertes en la franja de los de 55 a 64 años y mayores de 75 y 54, en la de 65 a 74 años.

De ellos, en noviembre se produjeron cuatro muertes en la franja de edad de 65 a 74 años, tres en la de mayores de 75 años y una en la de entre los 55 y 64 años de edad.

Además, el pasado mes perecieron por ahogamiento no intencional tres jóvenes de entre 18 y 25 años, por lo que ya son 22 en esta franja en los 11 primeros meses del año; otros tres en la franja de 35 a 44 y cinco con edad por determinar.

La mayoría de los óbitos, 15, se produjeron en horario diurno, cuatro de ellos entre las 14.00 y las 16.00 horas, uno entre las 06.00 y las 08.00 horas y tres en horario por confirmar.