Jue. Feb 2nd, 2023

MADRID, 25 (SERVIMEDIA)

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, avanzó este miércoles que convocará con «carácter inmediato» e «inminente» la mesa de diálogo social para abordar con los sindicatos y la patronal la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) para este año.

Así lo manifestó Díaz en declaraciones a los medios antes de comenzar un acto de la plataforma Sumar, señalando que «en cuanto acabe» dicho evento se reunirá con el secretario de Estado de Empleo y Economía Social, Joaquín Pérez Rey, y el equipo del Ministerio, para convocar «con carácter inmediato» a los agentes sociales. Al hilo de esto, fuentes ministeriales trasladaron que posiblemente esta reunión pueda convocarse para el próximo lunes.

A juicio de la vicepresidenta segunda, la medida «más eficaz» para contribuir a la salida de las crisis es la subida del SMI, por lo que trasladó que el Ejecutivo es «un Gobierno progresista» que está «comprometido» con «una subida fuerte» de este indicador.

Al respecto, sostuvo que las rentas salariales «no son las causantes de la inflación», sino que «son las víctimas», por lo que añadió que «tenemos la obligación pública de compensar la pérdida de poder adquisitivo» de los salarios, especialmente de los más bajos.

En este punto, incidió en que es «lo que la gente está esperando», porque «lo está pasando mal», ya que «los salarios no crecen» y el coste de la cesta de la compra sí lo hace. «La vida está siendo imposible para la gente», aseveró la titular de Trabajo.

HORQUILLA

Díaz se mostró hace pocos días partidaria de que el SMI suba en la parte alta de la horquilla que el comité de expertos nombrado por Trabajo trasladó al propio Gobierno en un informe. En la actualidad, el salario mínimo está fijado en 1.000 euros por 14 pagas y los expertos sugieren una subida de entre 46 y 82 euros para que el Ejecutivo logre su objetivo de que este indicador alcance el 60% del salario medio en España antes del final de la legislatura.

Ante estas cifras, CCOO pide que el SMI suba hasta los 1.082 y los 1.100 euros, mientras que UGT se muestra más contundente y reclama que se incremente hasta los 1.100 euros.

De su lado, CEOE planteó por escrito una propuesta en la que pide que la subida sea del 4%, situándose en los 1.040 euros.