Mar. Feb 27th, 2024

-Destaca que el riesgo de caer en estanflación es «cada vez mayor»

MADRID, 19 (SERVIMEDIA)

El Instituto de Estudios Económicos (IEE) prevé un avance de la economía española del 1,2% en 2023, así como una inflación media para el ejercicio que se sitúe en el 3,9%, ambos valores por debajo del 4,6% de crecimiento y 8,5% de tasa de inflación con la que estima cerrar 2022.

Así se desprende del informe semestral de coyuntura económica ‘La ralentización, principal riesgo para 2023’ elaborado por el centro de estudios de la CEOE y presentado este lunes por su presidente, Íñigo Fernández de Mesa, y su director general, Gregorio Izquierdo.

Los expertos señalaron que la incertidumbre económica hace «muy difícil» realizar previsiones de cara al año próximo, pero apuntaron que, a pesar de ello, la economía española está mostrando «una evolución más positiva de lo que cabría esperar».

Así, Fernández de Mesa indicó que la economía española crecerá un 4,5% en el 2022, especialmente por el empuje del segundo trimestre, situando el crecimiento del último cuarto del año como «ligeramente positivo o plano», pero no negativo, como habían previsto algunas estimaciones durante el otoño.

Para 2023, subrayó que la economía española podría crecer por encima de la media de la Eurozona debido a una serie de factores, como el menor impacto del shock energético frente a otras economías de la Eurozona, por una menor dependencia y un mayor peso del sector servicios frente a una industria «afectada por los precios de transporte y energéticos».

También influirá el hecho de España se encuentra todavía en una fase de recuperación de la pandemia en contraste con el resto de economías, que ya recuperaron su riqueza pre-Covid, así como el «menor tensionamiento del mercado inmobiliario» y que, aunque haya un 75% de hipotecas a tipo fijo «la mayor parte de ellas son antiguas, que están pagando cuota y no intereses».

Quizás también te interese:  Gestha gana las elecciones sindicales del Ministerio de Hacienda

Además, el experto indicó que el mercado laboral está mostrando una «gran resiliencia», con un comportamiento «relativamente favorable» en un entorno de incertidumbre en el que las empresas están realizando «grandes esfuerzos» por mantener a sus trabajadores. No obstante, a pesar de superar las cifras de ocupados de antes de la pandemia, el presidente del IEE apuntó que las horas trabajadas todavía están por debajo un 1%.

El informe apuntó que se prevé que la tasa de paro se sitúe en el 13,1% en 2022, mientras que en 2023 aumentará cuatro décimas, hasta el 13,5%, ante la «menor creación de puestos de trabajo prevista», debido a la falta de ejecución de los fondos Next Generation-EU, entre otros motivos.

Acerca del incremento del salario mínimo, que podría subir hasta los 1.082 euros, según los expertos de la vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, indicó que debe considerarse en un «contexto global» ya que «no se puede pretender tomar medidas de manera unilateral que afectan al coste de las empresas».

INFLACIÓN

El riesgo de caer en estanflación es «cada vez mayor» para el IEE, que destaca que la inflación se está «moderando» desde el mes de julio debido a un «menor avance de los productos energéticos», aunque apuntando que los alimentos han sido en los últimos meses «el principal elemento inflacionista».

Ante las posibles medidas a este respecto, Fernández de Mesa rechazó un tope al precio de los alimentos ya que generarían «distorsiones» y «escasez», apuntando que todas las medidas que se aprueben en el decreto que tiene previsto el Gobierno para antes de fin de año deban ser «muy focalizadas en las personas que realmente lo necesiten» debido a un presupuesto «muy ajustado».

Quizás también te interese:  CaixaBank mantiene su previsión de PIB para España en el 1% en 2023 y estima un crecimiento del 1,9% en 2024

Así, se espera que la media de la inflación de 2022 se sitúe en el 8,5%, cerrando el año cerca del 6% y el promedio de la subyacente en alrededor del 5%. No obstante, estas tensiones de precios deberían ir moderándose, según el IEE, de forma que, para 2023, la inflación general sería de un 3,9% mientras que la subyacente podrían situarse alrededor del 3,5% de media.