Jue. May 26th, 2022

MADRID, 22 (SERVIMEDIA)

El vicesecretario de Economía del PP, Juan Bravo, desveló este viernes que la propuesta económica que el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, trasladará hoy al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, recoge destinar 4.900 millones de euros de los fondos europeos a incentivos y créditos fiscales que permitan «agilizar la ejecución» de estas inversiones.

Así lo aseguró en una rueda de prensa en la sede nacional del PP en Madrid, donde recordó que el dato de ejecución de los fondos europeos en agosto era de tan solo 104 millones de euros y aseguró que, a pesar de que esa cifra se haya incrementado en las últimas actualizaciones, es «más» un reflejo de las transferencias a comunidades autónomas que de la «ejecución real».

El conjunto de las propuestas del PP podría alcanzar así un gasto de casi 15.000 millones de euros. De este montante, entre 7.500 millones y 10.000 millones se destinarían a un abanico de rebajas fiscales –que tendrían impacto directo sobre las arcas del Estado– y 4.900 millones a estos incentivos fiscales, que serían sufragados con los fondos europeos y, por tanto, no tendrían efecto sobre el déficit.

Fuentes del PP indicaron que su propuesta prevé la creación de incentivos y créditos fiscales, así como créditos bonificables, en línea con las actuaciones de otros países, entre ellos, Francia. En este sentido, reconocieron que esta medida supondría una «reconsideración del plan» con la Unión Europea, pero afirmaron que la negociación con Bruselas llevaría apenas un mes.

Con estas medidas, el PP considera que el dinero llegaría a las familias y las empresas, y podría destinarse este mismo año a la transición ecológica, la transformación digital, la cohesión territorial o la contratación de personas vulnerables, es decir, los objetivos de los fondos europeos.

En este sentido, las mismas fuentes criticaron las palabras de la vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, quien señaló que los efectos de los fondos europeos no serían «palpables» hasta 2023. Ante estas palabras, desde el PP consideraron que esto sería «perder una oportunidad».

Respecto a cómo serían las deducciones fiscales, las mismas fuentes pusieron de ejemplo las subvenciones que el Gobierno aprobó dentro del anteproyecto de la Ley de Vivienda, que recoge una bonificación sobre el IRPF del 60% a los propietarios de inmuebles que rehabiliten su vivienda.