Jue. Feb 2nd, 2023

MADRID, 18 (SERVIMEDIA)

El primer temporal invernal del año en la península y Baleares, debido a la influencia de las borrascas Gérard y Fien con la entrada de una masa de aire ártico, se prolongará «probablemente» hasta el próximo viernes, según un aviso especial de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) difundido este miércoles.

El desplazamiento del anticiclón atlántico hacia el norte junto con la posición de varias borrascas en el centro de Europa, entre las que se encuentra Fien, favorece la irrupción de una masa aire muy frío, de origen ártico, sobre la península y Baleares.

Como consecuencia, las temperaturas son «anormalmente bajas para la época del año», según la Aemet. Este miércoles se esperan nevadas en cotas bajas de la mitad norte peninsular.

NEVADAS

A lo largo de este miércoles, la cota de nieve se situará entre 300 y 600 metros en el norte peninsular, sin descartarse copos a cotas más bajas, por lo que se esperan nevadas en amplias zonas del tercio norte que afectarán a varias capitales de provincia, con acumulaciones de hasta 10 centímetros en zonas llanas, 20 centímetros por encima de 1.000 a 1.200 metros y espesores aún más significativos en zonas de alta montaña.

En el sur peninsular, la cota de nieve permanecerá entre 500 y 900 metros, con acumulaciones apreciables en zonas del sur de La Mancha, Jaén y Granada.

La situación de nevadas mejorará progresivamente a lo largo de este jueves con la entrada de una masa de aire más templada por el oeste al paso de un frente cálido. Ese día nevará en zonas restringidas del tercio norte, con la cota de nieve inicialmente muy baja, pero subiendo rápidamente a partir de mediodía por el cuadrante noroeste peninsular hasta situarse entre 1.500 y 2000 metros.

En cualquier caso, se mantendrá algo más baja en el resto de la península, donde no se esperan apenas precipitaciones, con la cota subiendo hasta 1.000 a 1.500 metros al final del día.

Aunque subirá la cota de nieve, durante el jueves seguirán produciéndose precipitaciones abundantes en la cornisa cantábrica.

Debido al aumento notable de las temperaturas, es probable que se inicie un episodio de deshielos que, junto con las precipitaciones previstas, dará lugar a crecidas en los ríos del tercio norte peninsular.

Es bastante probable que durante el viernes se sigan produciendo precipitaciones en el cuadrante noroeste, donde la cota de nieve estará por encima de 1.600 a 1.800 metros. En el resto, se esperan chubascos dispersos, más probables en Pirineos, donde la cota de nieve oscilará en torno a 600 y 1.000 metros.

VIENTO Y MAR

En cuanto al temporal de viento, las rachas muy fuertes quedan este miércoles restringidas a zonas del tercio oriental y Baleares. Se espera que durante el jueves se intensifique transitoriamente el viento de componente oeste, lo que afectará principalmente al litoral cantábrico y zonas montañosas del tercio norte y este peninsular.

Durante el viernes se reducirá la extensión de zonas afectadas por vientos fuertes, al quedar restringidas a la desembocadura del Ebro y zonas altas del Pirineo.

El temporal marítimo perderá intensidad este miércoles, empeorará transitoriamente el jueves en el Cantábrico y volverá a mejorar la situación significativamente durante el viernes.

Es bastante probable que a partir del viernes se imponga progresivamente la estabilidad en la península y Baleares, y se consolide la presencia de una masa de aire algo más templada. No obstante, es probable que las temperaturas permanezcan relativamente bajas a partir del viernes en zonas del este peninsular, donde predominarán los vientos de componente norte.